Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook15Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

No faltan en Flandes lugares en los que la gastronomía deja una huella imborrable. Por eso, te susurramos nuestras direcciones “gastro-secretas” de Amberes, Bruselas y Gante. ¡Toma buena nota!

Cuando se trata de Flandes, tienes la certeza de que, en cualquier calle de cualquier población, vas a encontrar donde satisfacer tu apetito con una excelente relación calidad-precio (ya sabes lo que eso quiere decir: recetas exquisitamente elaboradas, raciones de gran tamaño y precios comedidos), ya sea en puestos callejeros donde devorar unos excelentes mejillones con patatas fritas o unos gofres, a restaurantes y pubs en los que profundizar en la amplísima propuesta gastronómica de Flandes.

Gastronomía con estrellas Michelín y rebeldes en las cocinas…

Es precisamente en Flandes donde se encuentran los tres únicos restaurantes de Bélgica en contar sobre su letrero con las siempre anheladas tres estrellas Michelín (y no olvides que, en Flandes, 77 de sus restaurantes tienen al menos una estrella). Se trata de De Karmeliet (Langestraat, 19, Brujas.), comandado por el el chef Geert Van Hecke; Hertog Jan (Loppemsestraat, 52, Zedelgem), del chef Gert de Mangeleer, y Hof van Cleve (Riemegemstraat 1, 9770 Kruishoutem), del chef Peter Goossens. Pero no acaba ahí, ni mucho menos, la calidad de la oferta gastronómica de Flandes. La iniciativa “Flanders Kitchen Rebels” propone el talento a los fogones de 25 excelentes chefs jóvenes de la región como Matthias Speybrouck, del Va et Vient (Handboogstraat, 20, Kortrijk) o Olly Ceulenaere, del Publiek (Ham, 39, Gante), por citar a dos de los más conocidos.

Bruselas, buenos tópicos que se cumplen

La capital política de Europa sigue, respetuosamente, echándose a la calle con esa alegría de vivir cosmopolita que nada ni nadie podrá derrotar jamás. Regresan los viajeros de todo el mundo a pasear por sus calles, y comparten con habitantes locales, políticos, lobbystas y funcionarios europeos en septiembre; lo que no cambia es su carácter abierto y sobre todo eléctrico, donde los negocios y locales cambian de mano y de ramo a la velocidad del rayo. La Rue de Bouchers, a los pies de la Grande Place, será siempre para turistas pero también siempre refulgirá en ella como un faro la legendaria Chez Leon, donde todavía se sirven -y por miles de raciones cada día- unos de los mejores moules-frites (mejillones con patatas fritas) de la ciudad (tampoco están nada, pero nada mal, los de Le Pré Salé, en la Rue de Flandre, 20). Menos turístico pero aún más impresionante es la colección de más de mil cervezas que despacha Moeder Lambic (68, Rue de Savoie), siempre con un platito de granos de cebada como tapa; menos variedad pero misma diversión aguarda en la Greenwich Taverne de la rue des Chartreaux. La plaza de Sainte Caterine sigue siendo el epicentro cool de la ciudad: el televisivo carnicero Jack O’Shea -una especie de Karlos Arguiñano carnívoro- ha abierto un restaurante en su carnicería (32, rue de Sainte Caterine).

Flandes Exquisita. Moeder Lambic, Bruselas. Foto © Tu Gran Viaje.

La Moeder Lambic de Bruselas es un lugar imprescindible en cualquier ruta gastro por la capital. Foto © Tu Gran Viaje.

Sorpresa tras sorpresa en Amberes

No le faltan tampoco a Amberes lugares en los que disfrutar de la buena mesa. La Brasserie Appelmans (Papenstraatje 1), es una de las mejores elecciones de Amberes desde su apertura, hace algo más de diez años. El concepto te encantará: es una brasserie tradicional -de aires contemporáneos, luces tenues y música suave- donde los cócteles son protagonistas a la altura de la carta pero con una característica que destaca por encima de todas: Su Abshint Bar, su barra especial donde se sirve absenta (que es legal en el país desde 2005). En la carta, la especialidad son las carnes: el Antwerps stoofvlees, un plato de carne -mucha carne: puedes elegir entre filete y entrecot de vaca, o cerdo- que se deshace en la boca.

Youssef Benelhadi. Foto © Appelmans Brasserie

Youssef Benelhadi, maestro coctelero de Appelmans Brasserie, preparando un cóctel de Absenta. Foto © Appelmans Brasserie

El encanto de la Europa más romántica te aguarda en la espectacular estación central de Amberes, donde el Royal Café mantiene incólume -y actualizado- el glamour de la época dorada del transporte ferroviario. Allí, en un escenario de lo más elegante, podrás degustar cocina tradicional y platos internacionales mientras esperas a que salga tu tren. Los quesos de Flandes tienen fama internacional, y podrás dar fe de ello en Only cheese by Kaasaffineurs Van Tricht (Boomgaardstraat 1-3), un establecimiento inaugurado a finales de abril y donde te sentirás en la gloria. Pero para paraíso, el que aguarda en el elegantísimo Paleis Op De Mer: Allí, además del recomendabilísimo Café Royal, se encuentra The Chocolate Line que alberga, donde es posible desde comer a comprar algunos de los mejores chocolates y bombones del país, y que pertenece al mediático maestro chocolatero Dominique Personee (una de cuyas creaciones más famosas es el Chocolate Shooter, una mezcla de cacao, jengibre y menta que se esnifa desde una cucharilla y que creó para una fiesta de cumpleaños del Rolling Stone Ronnie Wood. Pura vanguardia chocolatera que honra al otro gran nombre del olimpo del chocolate belga, Jean Neuhaus, quien inventó el bombón en 1912.

Dominique Personee. Foto © Tu Gran Viaje

Chocolatería de renombre, bar, espacio coworking… Chocolate Line es tan ecléctico como su factótum, Dominique Personee. Foto © Tu Gran Viaje

Gante, la capital vegetariana de Europa

A la muy monumental Gante tampoco le faltan razones para que el Gran Viajero más foodie se sienta como en casa. La opción más sencilla y al tiempo muy, muy deliciosa, es acercarse a la Lonja de la Carne (Groetenmarkt, 7) y comprar algunas viandas típicas -un par de sándwiches y una bebida te bastarán-, o unos mejillones con patatas en el xxx, y disfrutar de un tentempié rápido asomado al pretil del Muro del Muelle o del puente de San Miguel (que es el único lugar de la ciudad desde el que se ven las tres torres de Gante perfectamente alineadas). Pero, sobre todo, no olvides que Gante es la capital vegetariana de Europa: la ciudad cuenta con el mayor número de restaurantes vegetarianos per capita del continente, e incluso todos los jueves son El Día Vegetariano-¡oficialmente declarados así por el Ayuntamiento en 2009! Dos recomendaciones infalibles son el restaurante Lekker Gek (Kon. Maria Hendrikaplein 6), famoso por su buffet y su ambiente solidario, y Volta (Nieuwewandeling 2B), uno de los mejores restaurantes vegetarianos de Europa, donde su chef, Davy de Pourcq -uno de los Flanders Kitchen Rebels-, rompe esquemas sobre la cocina vegetariana aunando creatividad e innovación y empleando para ello hierbas, hortalizas y vegetales que cultiva él mismo. Una última recomendación: acércate por Tierenteyn Mustard (Groetenmarkt, 3) y adquiere sus mostazas artesanales. Son de escándalo (llevan siéndolo desde su apertura en 1790).

Volta Restaurant, Gante. Foto © www.milo-profi.be

Volta Restaurant, Gante. Foto © www.milo-profi.be

Viajar a Flandes con Brussels Airlines

Una de las mejores opciones para viajar a ‪Flandes‬ para sentir en primera persona ‪#‎FlandesExquisita‬ te la ofrece la compañía Brussels Airlines, que vuela al aeropuerto de Bruselas desde Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Bilbao y Alicante y, durante el otoño y el invierno, también desde Tenerife y Gran Canaria. Encuentra toda la información y haz tus reservas en http://www.brusselsairlines.com/es-es/

Flandes Exquisita en Tu Gran Viaje

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook15Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone