Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook26Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

A apenas cinco horas de vuelo esperan algunos de los escenarios naturales más bellos de África: los parques nacionales de Senegal.

Senegal es el África accesible, la puerta para muchos viajeros a ese continente que -lo sabemos todos quienes hemos viajado allí- se convierte en una adición viajera que nunca, nunca, se sacia. Por eso es Senegal un África muy accesible, una lugar ideal para, también, tener una primera toma de contacto con el continente. ¿Razones? Vuelo cómodo -o, al menos, corto-, una escena social y política que en los últimos tiempos es relativamente tranquila y, para el Gran Viajero, segura y, por qué no decirlo, precios más asequibles que los de otros escenarios africanos como Kenia o Sudáfrica.

Embarcaciones en el puerto de Saint Louis, la capital de Senegal. Los parques nacionales de Senegal | Tu Gran Viaje
Embarcaciones en el puerto de Saint Louis, la capital de Senegal

A ello ayudan mucho lugares como las orillas del Lago Rosa, donde terminaba el celebérrimo rally Paris – Dakar; la ciudad colonial de Saint Louis, o la isla de Goreé, que son los lugares donde se dirige mayoritariamente el cada vez mayor número de viajeros que visita al país. Pero lo que de verdad define al país es, de largo, la rotundidad de su naturaleza. La deforestación y el desarrollo urbano han hecho mucha mella en todo el continente, y Senegal no es una excepción; pero, aún así, su superficie está protegida en casi una décima parte, lo que le convierten en una sucesión de parajes de delta, selva, sabana, manglares, desiertos… donde viven millones y millones de animales en -más o menos- total libertad. Algo que podemos sentir en primera persona al viajar a los parques nacionales de Senegal.

Los parques nacionales de Senegal en la revista Tu Gran Viaje
Foto Creative Commons 2.0 by Niels Broekzitter

Los parques nacionales de Senegal

Los parques nacionales de Senegal –en los que podemos alojarnos, y fácilmente visitables desde los hoteles y resorts de Dakar, Pêtit Cote, Saint Louis o Cap Skirring en visitas guiadas- son verdaderas maravillas en los que está representada gran parte de la riqueza ecológica africana. La mejor época para visitarlos es la estación seca, entre los meses de octubre y abril, donde la naturaleza explota con todo el color alimentado por las copiosas lluvias de la estación anterior: surge así una vegetación exuberante –baobabs, tecas, caobas, bambús…- que parece sacada de un tiempo antiguo en que el hombre no hubiera aparecido aún, y que es el exótico hogar de monos de cola roja, majestuosas águilas reales, kudús, guepardos, cocodrilos, hipopótamos, leones, babuinos, elefantes, antílopes, jabalíes…

Los parques nacionales de Senegal | Revista Tu Gran Viaje. Reportajes, noticias de turismo, ofertas de viajes baratos
Casamance, Senegal




El parque de Niokolo Koba

De todos los espacios naturales protegidos del país, el más destacable –reconocido merecidamente por la UNESCO como Lugar Patrimonio de la Humanidad– es el parque de Niokolo Koba, que situado a 140 kilómetros de Tambacunda alberga la posibilidad -no es algo sencillo- de con suerte, paciencia y empeño, contemplar a los grandes mamíferos –elefantes, hipopótamos, leones- a quienes los grandes exploradores del siglo XIX llamaban “los reyes de la creación”. También hay grandes poblaciones de monos, gacelas, los llamados alces de Derby –los antílopes más grandes del mundo–, chimpancés, y leopardos, así como un sinfín de aves, reptiles y anfíbios. El parque, el más grande del país, reúne en sus 800.000 hectáreas a lo largo del río Gambia dos áreas de marcado valor ecológico muy diversas entre sí: el bosque ecuatorial y la sabana.

Meandro del río Gambia en el Parque Nacional de Niokolokoba, Senegal. Los parques nacionales de Senegal en Tu Gran Viaje
Meandro del río Gambia en el Parque Nacional de Niokolokoba, Senegal.

El Parque Nacional Ornitológico de Djoud

También declarado Lugar Patrimonio de la Humanidad es el Parque Nacional Ornitológico de Djoudj, al que viajan estudiosos y amantes de las aves de todo el mundo. Situado en el noreste del país, en el delta del río Senegal, a sólo sesenta kilómetros de Saint-Louis, cerca de la frontera con Mauritania, el parque es la tercera reserva ornitológica del mundo en importancia: un espectacular humedal de 16.000 hectáreas formado por un gran lago rodeado de arroyos, charcas y aguas estancadas, que constituye un santuario vital, aunque frágil, para un millón y medio de aves de diversas especies: pelícano blanco, garza púrpura, espátula africana, cormorán y garza real, entre otras, hasta sumar una cifra estimada de más de tres millones de aves migratorias.

Djoud. Los Parques Nacionales de Senegal en la revista Tu Gran Viaje

Desde Saint Louis pueden realizarse excursiones en barco al Parque Nacional Langue de Barbarie, que es una franja arenosa entre el océano y el río Senegal en el que anidan especies endémicas de tortugas marinas y aves y que hace unos pocos años fue desgajada de la playa para acabar con las inundaciones que a veces producían las mareas. El Parque Nacional del’Île de la Madeleine es una reserva marina protegida situada en un pequeño archipiélago al oeste de Dakar, a tres kilómetros de la costa. Finalmente, al sur de la Petite Côte, a unos 150 km de Dakar, encontramos el Parque Nacional del Delta de Saloum, en cuyas isletas, pantanos y dunas habitan garzas, águilas reales, pelícanos, cigüeñas y flamencos rosas. El África que desde siempre nos ha hipnotizado existe en Senegal: a sólo cinco horas de avión de nuestro país. No hay que pensárselo mucho… y lanzarse a descubrir los secretos de los parques nacionales de Senegal.




Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook26Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Feria Sierra Norte 2017
Next Postal desde Menorca en septiembre

Suggested Posts

Hipnotizados por el Salto Ángel

Postal desde Bled (para ti)

Los diez museos más visitados del mundo

De vinos por Oporto