Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook9Tweet about this on Twitter12Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Desengáñate. Si hay una ciudad que pueda reclamar el título de capital mundial de la cerveza, es Munich. Si no lo crees, pregúntalo en cualquiera de los más de seiscientos biergarten de Munich. ¡Salud!

Munich es el escaparate perfecto de esa manera alemana tan seductora de entender el urbanismo: aceras prístinas, edificios funcionales, magnífica oferta cultural, transportes públicos ecológicos… y centenares de biergarten, sus famosos jardines de cerveza, exportados a todo el mundo – de Mallorca a Phuket, pasando por Long Beach o Perth- y que son como unas inmensas terrazas a la española donde se sirve cerveza y comida, ni más ni menos, a la sombra de frondosos árboles. Estas explanadas al aire libre de todos los tamaños florecen por toda la ciudad en cuanto comienza el buen tiempo –para lo que hay una ceremonia conocida como la izada del mastil- y están gestionadas por tanto por empresas como por asociaciones vecinales y profesionales e, incluso, comunidades de vecinos.

Izado del mástil en Munich. © Tu Gran Viaje. Los biergarten de Munich | Tu Gran Viaje revista de viajes y turismo
Izado del mástil en Munich. © Tu Gran Viaje

Los más de 600 biergarten de Munich

Y para empaparse -en un sentido amplio del término- de esta pasión bávara por la cerveza, no hay un lugar más idóneo que cualquiera de los más de seiscientos biergarten de Munich, que tienen en total espacio para más de 180.000 comensales: eso quiere decir que en cualquier de ellos hay decenas y decenas de mesas donde sentarse con los amigos -o con los suegros, o con el jefe, o con ese vecino pesado- a beber la que probablemente, gracias a las estrictas y benditas leyes de pureza exigidas por ley en su elaboración, sea la mejor cerveza del mundo.

La de los biergarten de Munich es, además de una de las tradiciones más queridas y mantenidas por los muniqueses, una de las señas de identidad de lo que se conoce como Gemütlichkeit, esa calidez bávara que lleva a completos desconocidos a compartir las mesas, comida casera (principalmente ensalada de patatas, salchichas, jamón, uvas, queso casero Obatzda, rábanos y pepinos, como manda la tradición: y es que uno puede llevar su propia comida al biergarten) y, por supuesto y sobre todo, unos mass (una jarra de litro, la medida estándar de cerveza pielsen que se sirve en la ciudad).

Aperitivos para abrir boca en un biergarten de Munich. Foto © Tu Gran Viaje Los biergarten de Munich | Tu Gran Viaje revista de viajes y turismo
Aperitivos para abrir boca en un biergarten de Munich. Foto © Tu Gran Viaje

El origen de los biergarten de Munich

El origen de los biergarten se remonta a 1812, cuando un edicto del rey de Baviera permitió a las cerveceras de Munich a vender su propia cerveza en sus instalaciones (pero no comida, sólo pan: de ahí las cestas de exquisitos pretzels que se sirven como aperitivo). Los biergarten se disfrutan de primavera a otoño, y para ser tales deben cumplir una serie de requisitos: la sombra deben darla árboles -¡no sombrillas!-, los bancos deben ser de madera -no valen sillas de plástico-, el suelo ha de ser de gravilla y no de asfalto o cemento, y la comida que se sirve debe ser tradicional y consistente (no podría ser de otro modo, estando en Alemania).




Los biergarten más grandes, y en los que muchas de las mesas se heredan generación tras generación, son el Hirschgarten, con 8.000 asientos, el Augustiner, en Arnulfstrasse, con 5.000, y el Paulaner am Nockherberg, con 4.000 (¿les suenan, verdad? Son marcas de cerveza). Y entre los más populares, destacan por su belleza el que se extiende alrededor de la Torre China en los Jardines Ingleses, y el Waldwirtschaft, amenizado siempre por un combo de jazz. Levantemos nuestro mass en cualquiera de ellos y brindemos por un año más de buena cerveza.

Biergarten de la histórica cervecería Hofbräuhaus, en el centro de Munich. Foto © Tu Gran Viaje. Los biergarten de Munich | Tu Gran Viaje revista de viajes y turismo
Biergarten de la histórica cervecería Hofbräuhaus, en el centro de Munich. Foto © Tu Gran Viaje

La Hofbräuhaus de Múnich, imprecindible

Pero si se trata de Munich y de cerveza, no se puede obviar la legendaria cervecería Hofbräuhaus, con más de cuatrocientos años de historia, y que se ha convertido -y no nos extraña- en un lugar de peregrinación para los amantes de la cerveza de todo el mundo. Con capacidad para 3.000 invitados, y en pleno corazón de la ciudad -en la Platzl-, es el mismo estado de Baviera el encargado de elaborar la cerveza que se vende en el local (la marca de la cerveza es, claro, “Staatliches Hofbräuhaus”, Cervecera Estatal Hofbräuhaus). Aunque las instalaciones de la destilería se trasladaron a finales del siglo XIX, el edificio original, reconstruido tras la II Guerra Mundial, ha estado en el mismo lugar desde 1589.

Reserva aquí Tu Gran Viaje a Munich al mejor precio




Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook9Tweet about this on Twitter12Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Las mejores exposiciones del otoño
Next Mercado de Diseño #FunnyTech

Suggested Posts

Concurso ID-Arte Madrid Recicla

Esquiar en Arlberg, la mayor región de esquí de Austria

Postal desde la Ruta 66

Cosas que todo foodie en Flandes debe saber

2 Comments

  1. […] Hotel de Negocios en Alemania 2013”, entre los que destacan el hotel Mandarin Oriental Munich y el Gran Hotel Hessischer Hof […]

  2. […] en vuestra visita al mercadillo del Mauerpark. Hay suficiente oferta gastronómica: un par de biergartens donde comer salchichas, codillos o arenques a la brasa, pasando por puestos de comida rápida […]