Viaje al centro de la Lonely Planet


Marybyrnong Street, Melbourne. Foto (c) Cristina Maria Bauza de Mirabo

Conocemos en primera persona el horno donde se cuecen las mejores guías del mundo: las Lonely Planet.

Melbourne, además de tener una arquitectura moderna delirante, muchas tiendas alternativas y uno de los niveles de vida urbanos más elevados del mundo, es mundialmente famosa por ser la cuna de la editorial Lonely Planet, las guías turístico-prácticas que más se venden en el Planeta Solitario y en el menos Solitario.

Ya que estamos en esta ciudad maravillosa y a escala humana que es Melbourne, tomamos el tren de cercanías en la estación de Flinders junto a la plaza Federation y nos vamos a ver cómo es la sede central de Asia-Pacífico de esta multinacional del cómo viajar que muere de éxito.

La misma está en el barrio de Footscray, en una de las viejas fábricas remodeladas junto al río Maribyrnong, cerca de la Sociedad de Historia de Footscray y, curiosamente, del edificio también histórico de los Boy Scouts. Al llegar en tren se para por un rarísimo templo hindú. En la zona viven muchos emigrantes asiáticos y hay casas unifamiliares floreadas y con mucho encanto.

Al lado de la central del “Planeta Solitario” se encuentra el café Cotton Mill, donde suelen ir a tomar algo la gente de esa empresa. En la parte baja de la central de Lonely hay un enorme almacén para empaquetar y en la parte alta, por unas escalerillas, se llega a una recepción muy hermética con una salita en la están todos los títulos de tan famosa colección.

Bueno, y visto ya de cerca un poco como es esta editorial ha llegado el momento de olvidarse un poco de las guías -porque se pude viajar sin guía- y de tomarse unas copas en los antros melbourneses más de moda tipo Plaform One, 1806, Fusión o Industry que ni siquiera sé si los recomienda la Lonely Planet…