La capital del mundo es un lugar ideal para ser disfrutado con los pequeños de la casa.

Pocas ciudades españolas se adaptan tan bien a una escapada con niños como Bilbao, una ciudad en la que poder disfrutar de la cultura y la naturaleza. Un fin de semana es suficiente para conocer la gran transformación que ha sufrido Bilbao en los últimos años y que la ha convertido en uno de los destinos europeos más interesantes del momento.

Bilbao cuenta con numerosos planes divertidos de los que poder disfrutar con niños como la piscina de la Alhóndiga o el tradicional funicular de Artxanda, desde el que se admiran unas vistas impresionantes de la ciudad. El río Nervión, alma de la ciudad, se puede recorrer en el barco turístico Bilboats o para los más atrevidos haciendo paddle surf.

Viajar con niños a Bilbao | Tu Gran Viaje | Plaza Euskadi, Bilbao
La Plaza Euskadi, en Bilbao

El Museo Guggenheim cuenta con uno de los programas didácticos para niños y jóvenes más importantes de nuestro país. Entre las actividades más interesantes se encuentran el Corner del Arte, un espacio en el atrio concebido para que los niños de 2 a 8 años desarrollen sus actividades creativas mientras los adultos visitan las exposiciones; o el taller Baby Art, para bebés de 6 a 12 meses, que despierta los sentidos de los bebés a través del juego con los padres con el fin de comenzar a disfrutar del arte.