Las tradiciones de Wimbledon


Las Tradiciones de Wimbledon | Tu Gran Viaje revista de viajes
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter6Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone

Con Rafa Nadal como cuarto cabeza de serie, todo está listo en el prestigioso All-England Club para que el día 3 la pelota eche a botar y comience The Championships, el Campeonato de Tenis de Wimbledon.

Wimbledon es el torneo de tenis más antiguo del mundo -donde prácticamente se inventó el tenis tal y como lo conocemos hoy- y, sin duda, el más elegante. Los duelos entre los titanes del tenis son tan importantes como disfrutar del ambiente con refrescantes copas de Pimms y fresas con nata. En la pasada edición Andy Murray y Serena Williams fueron los vencedores del campeonato en sus respectivas categorías. ¿Quienes levantarán el trofeo de campeón en 2017? Sean quienes sean, una cosa es segura: lo harán conforme a la tradición que obliga a vestir de blanco impoluto. Pero no es esa la única de las tradiciones de Wimbledon y que hacen del torneo un acontecimiento tan especial e irrepetible…

Las Tradiciones de Wimbledon | Tu Gran Viaje
© All-England Club

Las tradiciones de Wimbledon

Y es que todo respira tradición en el All-England Club: desde la presencia de los miembros de la Familia Real hasta las raciones de fresa con nata (orgánicas: se recogen cada día a las 4h y se comienzan a vender a las 11h. Cada ración incluye un mínimo de 10 fresas y y champán que llenan las localidades o el blanco impoluto y nuclear que deben vestir los participantes en la competición. Wimbledon es, además, el evento deportivo donde más comida y bebida se consume de toda Europa. Lo comprobamos con unas cuantas cifras: se sirven más de 330.000 tazas de té y café, 320.000 vasos de Pimm’s -nuestra bebida típica del verano, de ginebra y frutas-, más de 28.000 kilos de fresas o 10.000 porciones de yogur helado…

 

💦🌸 . #Wimbledon #tennis #countdown #7daystogo

Una publicación compartida de Wimbledon (@wimbledon) el

Y, en esta colección de perfectas praderas perfectas para la práctica del tenis, pobladas de decenas de miles de flores, no veis palomas ú otros pájaros, es algo que debemos a Rufus, un halcón Harris, que vuela todas las mañanas un rato antes de que se abran las puertas al público… ¿Quieres llevarte un poco del espíritu de Wimbledon contigo? ¡Pues compra un pack de pelotas usadas! Las pelotas de los partidos se cambian cada nueve juegos y, después, se venden -a un precio de 2’50£ el pack de tres- todas las mañanas en las pistas, antes de que empiecen los partidos.

La cena de gala en el Guildhall

Londres tiene propuestas de sobra para festejar por todo lo alto una gesta deportiva como esta, comenzando por la cena de gala que la organización sirve a los vencedores –y centenares de exclusivos invitados- y que se celebra en el ayuntamiento de Londres, un Guildhall preparado para la ocasión en el que, durante años, la tradición exigía a los ganadores un baile entre ellos; una tradición que se ha perdido y que tan solo Novak Dokovic recuperó en 2015, cuando bailó con Serena Williams delante de todos los invitados… ¡Veremos qué sucede en esta edición de Wimbledon!




Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter6Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone
Previous Cracovia, capital del Comité del Patrimonio Mundial en julio
Next Freddie Mercury, a bordo de Norwegian

Suggested Posts

Il Salviatino, primer hotel europeo en los Condé Nast Traveler

El Barceló Sevilla Renacimiento regresa por la puerta grande

Citas viajeras de septiembre que no te puedes perder

Bienvenidos a la República de Uzupis