Estanis Carenzo toma Callao con Chifa Boteco


Chifa Boteco. Foto © Jesús Villadóniga
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn7Share on Google+0Email this to someone

El chef de los chefs, Estanis Carenzo, trae la esencia de la cocina americana fusionada con la asiática con un nuevo espacio en la sección Gourmet Experience de El Corte Inglés de Callao que servirá de banco de pruebas de Chifa.

Texto: Elena Martínez. Reportaje fotográfico: Jesús Villadóniga.

Con CHIFA Boteco, Carenzo crea la que es su tercera línea de negocio: CHIFA Boteco tras CHIFA Comedor y CHIFA Camión. Y lo hace con una carta que ofrece platos nuevos que sólo podrán degustarse en Chifa Boteco y que adapta los platos más representativos de la propuesta gastronómica de este comedor chino-latino con más de cinco años de historia.

El espacio, inspirado en los botequims brasileños (colmados) constituye la forma rápida e informal de comer sobre la marcha sin renunciar a la calidad de un comedor, estará ubicado en la novena planta de El Corte Inglés de Callao de Madrid (en el espacio ocupado anteriormente por StreetXO, de David Muñoz). La cocina estará abierta en horario de 13h a 17h y de 20.30h a 00h (hasta la 1h los fines de semana).

Chifa Boteco. Foto © Jesús Villadóniga
El chef Estanis Carenzo, durante la inauguración de Chifa Boteco. Foto © Jesús Villadóniga.

¿Qué es Chifa Boteco?

Chifa Boteco es el banco de pruebas de Chifa Comedor. El espacio donde el chef Estanis Carenzo ofrece la idea original de lo que es para él el origen de la fusión del pacífico: América y Asia. Un formato más pequeño y rápido que Chifa Comedor sin perder la calidad y firma de la casa. Aquí nacen los platos en esencia, con formato barra y con la idea de petisco o pequeño aperitivo. Elaborados al momento, frente al comensal, por un equipo de chefs que presentan al cliente cada plato listo para degustar. Con una carta que comienza con 6 platos pequeños que no superan los 9€ y 4 propuestas de platos principales que no superan los 12€. Con cantidades ajustadas para que sean más accesibles en precio y en consumo.

Petisco de Chifa Boteco. Foto © Jesús Villadóniga

Platos nuevos y selección de clásicos

En Chifa Boteco se dan la mano nuevas creaciones del chef de chefs entre las que destaca el Sate Johnny boy de cordero, encurtidos, mayonesa de ajo negro y patatas fritas. Además de evoluciones como el Chori-bao, una reinterpretación del Choripan de arribeños de Carenzo en Chifa Comedor, y que en esta versión se vuelve más asiático, o una nueva versión de su Lengua a la vinagreta china que sólo podrán degustarse en Chifa Boteco. Se mantienen cinco clásicos de la carta de Chifa Comedor, todos ellos adaptados de forma sorprendente al nuevo espacio. Y con la previsión de ampliar propuestas y desarrollar una carta de entretiempo que ofrezca meriendas y que se reforzará con un café creado especialmente para Chifa Boteco. Arranca únicamente con dos servicios diarios –comida y cena-.

Chifa Boteco. Foto © Jesús Viiladóniga
En Chifa Boteco nacen los platos en esencia, con formato barra y con la idea de petisco o pequeño aperitivo. Foto © Jesús Viiladóniga.

Carta líquida: vinos y coctelería

Una amplia carta de bebidas que ofrece dos propuestas de Cerveza La Virgen: Rubia y Tostada. Además de cuatro tipos de vinos en botella y por copas para maridar los platos. Dos vinos argentinos y dos españoles. La fusión no podía quedarse entre los fogones y también llega a la barra con dos batidas de frutas diferentes en formato frozen y cuya receta es también del Chef Carenzo. Utilizando ingredientes frescos y agregando sabores ausentes en el destilado, logran que sus cócteles mezclen criterios de cocina y coctelería. Y, por último, mencionar una especialidad: Asami No Gin Tonic elaborado con tónica de yuzu.

Espacio

Con una capacidad para 14 comensales, CHIFA Boteco es un espacio donde la madera y el concepto de cocina abierta son los protagonistas. El estudio madrileño dplusi arquitectos, liderado por los jóvenes gastrónomos Irene García y Daniel Lozano, firma esta obra que destaca por la sencillez y limpieza de sus formas con guiños a los tradicionales botequims de Sudamérica y con aires asiáticos nipones. La barra de fresno americano aporta calidez, y la cocina central vista es la verdadera protagonista.

Cocina vista de Chifa Boteco. Foto © Jesús Viiladóniga
La cocina central vista es la verdadera protagonista de Chifa Boteco. Foto © Jesús Viiladóniga.

Asistimos en primera persona a los dos actos diarios de una cocina joven con una historia milenaria. El contraste entre la calidez de las maderas macizas y la limpieza de los metales empleados, dan lugar a un espacio neutro donde el verdadero protagonista es el producto y sus elaboraciones. Un producto que se expone a modo de escaparate en la vitrina principal y que se prepara en el centro del local, enmarcando el espacio a través de los dos planos de la barra desde donde el cliente es partícipe del proceso.

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn7Share on Google+0Email this to someone
Previous Planes viajeros irresistiblemente románticos
Next El Museo del Ferrocarril de Cataluña celebra su 25º aniversario

Suggested Posts

Nuestro frente amazónico

Lisboa es una fiesta

Semana Santa irresistible en La Rioja

Rumbo hacia la Panamericana con Zubi

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *