Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook10Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

No, no es un escenario de una película de James Bond (aunque bien podría serlo): tienes que visitar la Salina Turda, en el corazón de Rumanía, uno de los lugares más espectaculares del país.

En Turda, el distrito rumano de Cluj -en el corazón de Transilvania, esa maravillosa región de la que tanto te hamos hablado aquí- se encuentra la Salina Turda, un conjunto de inmensas cavernas de sal excavadas en el subsuelo -hasta ciento veinte metros de profundidad- y que, gracias a su espectacularidad, es un lugar que no puedes dejar de visitar en tu viaje a Transilvania. Y el motivo es que la salina Turda, la mina de sal más importante de Transilvania, explotada desde la Antigüedad y, sin interrupción entre 1075 y 1932, se ha convertido en un auténtico parque de atracciones, que fue diseñado por el estudio de arquitectura Contact Studio entre 2005 y 2009 y que recibe hoy decenas de miles de visitantes al año.

Vuelos, hoteles, vuelo+hotel, apartamentos… ¡Reserva aquí al mejor precio Tu Gran Viaje a Turda!

Visitar la Salina Turda, un escenario de película

El equipo de Contact Studio -formado por 13 arquitectos y más de 30 ingenieros- se inspiraron en la obra literaria de Julio Verne y las teorías de la influencia extraterrestre en la cultura humana del pensador Erich Von Däniken para modelar las cavernas y galerías de sal, rezumantes de humedad, de la Salina Turda. ¿El resultado? Un escenario que no desentonaría en una película de James Bond o de Alien o en un cómic de Moebius, una fantasía futurista y de ciencia ficción en la que cada estructura construida es cubierta por la acción de la sal y la humedad, donde todo está a la vista -los conductos de ventilación, la instalación eléctrica… y que, además, es muy disfrutable: los visitantes de la Salina Turda pueden jugar a los bolos, navegar por la laguna salada -sí, hay una laguna, subterránea, naturalmente-, montar en una noria o echar una partida de mini-golf… O tomar un tratamiento de espeleoterapia, indicada para las enfermedades respiratorias, y que consiste en rutas y ejercicios por el interior de la mina.

Visitar la salina Turda de Rumanía | Tu Gran Viaje revista de viajes y turismo editada por TGV Lab
© Tu Gran Viaje

Jugando a los bolos en la laguna de la Salina Turda

La visita de la Salina Turda comienza en la galería Franz Joseph, que parece un recorrido por los alveolos de alguna criatura gigante mítica, y cuya explotación comenzó en 1740: su diámetro, en la base, mide 67 metros, y está a 115 de profundidad. Por ella descendemos unos cuarenta metros hasta la mina Rudolph, donde la atracción estrella es el inmenso martillo pilón con el que los mineros golpeaban las paredes de la mina. Hay que descender otros 32 metros para llegar a la mina Terezia, que se explotó de 1690 hasta 1880, y donde el aire salino llena los pulmones y nos hace sentir, otra vez, que estamos dentro de una película de James Bond.




Aqui se encuentran la noria, de veinte metros de altura y seis góndolas, y donde se encuentra la laguna salada, sobre la que hay una isla con cuatro puntos de interés: La Flor Grande, La Flor Pequeña, El Erizo y El Arco, con zonas para tomar algo, mesas de billar y ping-pong, seis pistas de mini-golf, una cancha deportiva… Además de poder navegar por las aguas saladas de la laguna de la mina, toda una experiencia.

Visitar la Salina Turda: Datos prácticos

Dónde: La Salina Turda está en el distrito de Cluj, en el corazón de Transilvania.
Horarios: desde el 11 de septiembre, de 9:00 a 17:00 (última entrada, a las 16:00).
Entradas: Adultos, 30 leis; niños, 15 leis (menores de tres años, entrada gratuita).
Para comer algo: A la entrada de la Salina Turda, el restaurante sarea-n-bucate ofrece comida tradicional a buenos precios.

Vuelos y hoteles baratos para visitar la Salina Turda

En este enlace de Tu Gran Viaje encontrarás ofertas de vuelos baratos de Madrid a Cluj y hoteles baratos en Turda.





Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook10Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Viajar a la Toscana, colección de tentaciones
Next Notas volanderas de un viaje a la Isla de Pascua

Suggested Posts

El camino de los beats en San Francisco

Tu Gran Viaje, en la IV Conferencia Internacional sobre Turismo y Medios de Comunicación de la OMT

Royal Air Maroc une Casablanca y Sao Paulo

The Gateway Arch, el Icono de Saint Louis