¿Un paraje sub-tropical a veinte millas de la costa inglesa? Bienvenido al Tresco Abbey Garden en las islas Scilly, Gran Viajero.




Cornualles es una de las regiones más pintorescas de todo Reino Unido. Repleta de pueblos de pescadores, montañas de turba, acantilados cortados a cuchillo a la que dan carácter una naturaleza bellísima y una metereología cambiante. Por eso, jamás te imaginarías que, a unos 45 kilómetros de la costa de Cornualles, te fueras a encontrar el trópico: eso es lo que te espera en las islas Scilly, un muy pequeño conjunto de islas e islotes -ocupan apenas 16 kilómetros cuadrados- que, por estar en medio de la Corriente del Golfo, tiene unas temperaturas muy por encima de lo que sería lo normal por su latitud.

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Visit Isles of Scilly (@visitislesofscilly) el

 

Cuando te aproximes en avión a las islas, te parecerá estar en el Caribe: aguas color turquesa, vegetación muy frondosa, ¡incluso palmerales! Pero la verdadera sorpresa te esperará en el Tresco Abbey Garden. En el siglo XIX, Augustus Smith, que era el propietario de la islas, se dio cuenta de las particularidades del clima y comenzó a plantar en la isla de Tresco especies exóticas de todo el mundo en estos jardines.




Plantas de Australia, México, Sudáfrica… que, durante el invierno, florecen como si estuvieran tres mil kilómetros al sur. Y eso no es todo: hay cabañas para alojarte, un spa maravilloso… Además, para que la sorpresa sea completa, en el jardín se conservan restos de una abadía benedictina del siglo X. ¡Un auténtico contraste!