Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0

Situado entre los pueblos de Ascain y Sare, se encuentra el trayecto de uno de los pocos ferrocarriles de cremallera que aún quedan en Francia: el que recorre el tren cremallera de La Rhune.

El espectacular paisaje que atraviesa en su recorrido el tren cremallera de La Rhune ha ido enamorando a personajes ilustres de todas las épocas como Winston Churchill, Napoleón III y el rey Eduardo VII, entre otros. De marzo a noviembre, “le petit train”, realiza el trayecto hasta la cima del monte de la Rhune lleva siendo idéntico desde hace ochenta años. Al igual que sus vagones, que aunque restaurados en varias ocasiones, son prácticamente los mismos desde que se inaugurara el convoy en 1924.

En 35 minutos te llevará a 905 metros de altura, ofreciéndote una panorámica espectacular de 360º del País Vasco Francés y los Pirineos. Una vez en la cima, situada en el pico de Larrún , podrás realizar numerosas rutas a pie donde descubrir algunas de las especies autóctonas de la zona como los famosos Pottoks, robustos poneys vascos, así como las ovejas Manech y los buitres salvajes, emblemática ave rapaz de la zona.




Previous Picasso según Arzábal
Next Swatch, en la Biennale Arte 2017 de Venecia

Suggested Posts

IX Jornadas Sefardíes en La Rioja

Ecoturismo en las islas Cook

Combates medievales en el Castillo de Belmonte

Otoño en Cerdeña