Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres, es un paraje natural único en el mundo, donde las rocas parecen esculturas y vuelan los dragones de Juego de Tronos.

 

 

A poco más de tres kilómetros del municipio cacereño de Malpartida de Cáceres se encuentra uno de los parajes naturales más espectaculares de la península ibérica -y también, como veremos ahora, más fotogénicos de la televisión actual: el monumento natural de Los Barruecos, una de las joyas del increíble patrimonio natural de Extremadura.

 

 

Este nombre le viene dado por los enormes barruecos, que es el nombre que reciben los bloques de roca con perfil esferoidal u ovoidal -bolos graníticos”, como se conocen en la zona-, que jalonan el paisaje causando la admiración de propios y extraños. No es el único paraje de la zona donde hay barruecos; los encontrarás también otros parajes de los municipios de Malpartida y Arroyo de la Luz-, pero es este el más sorprendente y espectacular de todos.

 




 

Los Barruecos impresionan todavía más, y parece agrandarse, al reflejarse en el agua de las charcas. Sobre las grandes peñas anida una de las mayores colonias de cigüeñas de Europa, tan numerosa que llenan con el castañeteo de los picos todos los recovecos del paisaje. Esta zona ha sido desde tiempos inmemoriales zona de pastos de la oveja merina. Así, con el fin de limpiar la lana que producía este ganado, se construyó un edificio conocido hoy como el Lavadero (una auténtica reliquia de la industria de siglo XVIII), que alberga hoy un museo tan peculiar como imprescindible, el Museo Vostell Malpartida, con una destacable colección de arte vanguardista obra del propio Vostell y otros creadores, y donde también se encuentra el Centro de Interpretación de las Vías Pecuarias e Historia del Lavado de Lanas de Los Barruecos.

 

Los Barruecos, donde vuelan los dragones de Juego de Tronos
VOAEX, (Viaje de (H)ormigón por la alta Extremadura), 1976, escultura de Wolf Vostell en Los Barruecos, Malpartida de Cáceres, Museo Vostell Malpartida. Foto CC 3.0 by Michael de Vos

 

Los Barruecos, en Juego de Tronos

Una belleza tan rotunda como la de Los Barruecos no parece de este mundo, y de ello se dieron también cuenta los productores de Juego de Tronos, la exitosa serie de televisión, que rodaron en ella la secuencia más espectacular de su séptima temporada, en la que los ejércitos de los Lannister caían arrasados por el fuego de los dragones de Daenerys Targaryen.