Hermosos paisajes, una historia dramática pero más que interesante, patrimonio, turismo activo, gastronomía… la propuesta del Campo de Belchite tiene de todo.

En no pocas ocasiones se busca muy lejos lo que es posible encontrar más cerca de lo que creemos. Por ejemplo: un destino turístico con muchos más atractivos y que además nos permite acercarnos a la historia con una intensidad que por momentos parece que vamos a revivirla. Es el caso del Campo de Belchite, en la provincia de Zaragoza, cuya ruta de Huellas de la Guerra Civil recorre parajes del propio Belchite, pero también de Fuendetodos, Azuara, Codo y Plenas en los que se pueden visitar trincheras, puestos defensivos, galerías subterráneas, campos de refugiados y hasta un campo de aviación. En total, diez puntos estratégicos de uno de los episodios clave de la historia de la Guerra Civil, que pueden conocerse tanto por libre como con guías que son buenos conocedores de los lugares y sus historias.

Complejo defensivo de El Saso, Campo de Belchite | Revista Tu Gran Viaje
Complejo defensivo de El Saso, Campo de Belchite

El colofón a este recorrido es, por supuesto, el lugar central de aquel histórico enfrentamiento: el Pueblo Viejo de Belchite, que entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre de 1937 sufrió uno de los combates más duros de la Guerra Civil española que se saldó con cinco mil muertos y un pueblo arrasado que hoy en día se ha convertido en un testimonio impactante del pasado, un museo al aire libre cuyo objetivo es transmitir un mensaje de paz.

Escapada al Campo de Belchite | Tu Gran Viaje

Acercarse al día a día de los que sufrieron en 1937

¿Cómo era la vida durante el verano de 1937? ¿Cómo era el día a día de los combatientes? Numerosos objetos cotidianos han llegado a nuestros días y nos permiten conocer con bastante detalle los detalles y pormenores aquella guerra. En la Paridera del Saso, que contaba con las posiciones defensivas más modernas y mejor dotadas de la zona, se concentra la mayor densidad de hallazgos de este tipo, pero además hay otros puntos que merecen especial atención, como el Mojón del Lobo, un paraje elevado con varias galerías subterráneas en perfecto estado desde las que la artillería republicana bombardeó Belchite en agosto de 1937; o “Rusia”, como se conoce popularmente al campo de refugiados de 15 barracones en el que se alojó a las familias de ideología izquierdista que perdieron sus casas durante la batalla.

La zona sur de la comarca también guarda escenarios relevantes, como es el caso de Plenas, donde se construyó en 1937 un aeródromo sobre campos de cultivo. Nunca llegó a albergar ninguna escuadrilla, solo contó con un aterrizaje y hoy en día ha recuperado su antiguo uso agrícola. Y no menos interesantes son los restos que se pueden encontrar en Fuendetodos, que durante buena parte de la guerra formó el saliente republicano más expuesto al frente. Hay numerosas trincheras y fortificaciones para la defensa en la conocida como Sierra Gorda y otros montes adyacentes. Además, no hay que olvidad que en este pueblo nació el genial Francisco de Goya y también se puede visitar la casa donde vino al mundo el gran pintor.

Escapada al Campo de Belchite | Tu Gran Viaje

Turismo activo y naturaleza en el Campo de Belchite

La casa natal de Goya es una muestra de que la comarca no es sólo el apasionante escenario de una guerra pasada, sino que ofrece otros atractivos como los culturales, el turismo activo o la naturaleza. Los amantes de la naturaleza disfrutarán especialmente de la Ruta de las Grandes Hoces, con la que se atraviesan los parajes esteparios típicos de esta zona, a la vez que se tratan aspectos de la geología, botánica, fauna y etnología del lugar.




El espectacular final de esta ruta nos llevará una formación geológica muy curiosa, Las Hoces, con un microclima totalmente diferente al que puede encontrarse a unos pocos cientos de metros, en el que residen helechos y plantas pirenaicas junto a imponentes cabras monteses.

Durante el recorrido es posible localizar huellas y rastros de algunos grandes mamíferos como el jabalí, el corzo o el tejón; y de aves como buitres, halcones peregrinos, chovas y algunas rapaces nocturnas. No debe asustar al excursionista la longitud de esta ruta, ya que apenas tiene desnivel y la pueden realizar niños a partir de 5 años.

Campo de Belchite: información práctica

Se pueden reservar rutas y excursiones en el Campo de Belchite a través correo electrónico (huellasguerracivil@gmail.com) o llamando al teléfono 669094303. Se realizan a la carta según los intereses específicos de los viajeros, el tiempo disponible o la climatología, y el precio es de diez euros por adulto y cinco para los niños hasta doce años. Pueden encontrar más información en la página en Facebook de Campo de Belchite.