Innsbruck y su árbol de navidad de Swarovski


Arbol Swarovski en Innsbruck Austria

Un árbol de cristales de Swarovski ilumina con más de noventa mil lámparas el mercado de Navidad más popular del Tirol austriaco.

En gran parte de Europa, decir Adviento es decir mercadillos de Navidad: la combinación es sencilla, exitosa y atractiva, desde luego, y en la que el elemento más importante es -por encima del vino caliente, del muérdago y de las casetas de madera- el árbol de Navidad. Innsbruck, la capital del Tirol austriaco, es famosa durante estas fechas por sus cinco mercadillos –Alstadt, Maria-Theresien-Strasse, Hungerburg, Wilten y el que nos ocupa, el de Marktplazt. En este último, el tercero en tamaño pero el más popular de todos, se ha erigido un imponente árbol de cristales Swarovski con más de noventa mil lámparas, un suceso que, además de dar al mercado ese toque a medio camino entre lo kitsch y lo entrañable que tanto se estila por estas tierras, emparenta a Innsbruck con otras ciudades del mundo que recurren al saber hacer de la marca para iluminar sus fiestas navideñas (es famosa la bola de Swaroski que marca con su descenso el comienzo del Año Nuevo en la nochevieja neoyorquina, y capitales como Sidney, París, Tokio o Shanghai también lucen árboles navideños de Swaroski). El mercado es, desde luego, una atracción para todos: carrusel gigante, zoo de mascotas, teatros de marionetas… Y también como novedad de este año un Belén viviente.

Viaja a Innsbruck al mejor precio con Tu Gran Viaje