Decenas de miles de máscaras, combos y bailarines en uno de los lugares más alegres de Asia. Así es el MassKara Festival de Bacolod City, en Filipinas.

 

Uno de los festivales más famosos del sudeste asiático está teniendo lugar en octubre: es el célebre MassKara Festival de Bacolod City, una de las ciudades más importantes del archipiélago de Filipinas, a una hora de avión de Manila. Este festival tiene merecida fama de ser el más animado del país -no por nada Bacolod tiene el sobrenombre de “la ciudad de las sonrisas”: y es cierto que el carácter filipino, de natural afable y con un punto -o muchos- hedonista, aquí es muy, muy patente: no basta más que pasearse tranquilamente por las calles de la ciudad para que los niños se acerquen a preguntarle al viajero de dónde viene, o, si se para a preguntar a alguien por una dirección, se forma una pequeña cohorte que lo acompaña a su destino, por no hablar de las multitudes en los restaurantes, la música atronando en cualquier lugar… Bien, pues este derroche de buena onda, creatividad y barullo que es el MassKara Festival -el nombre ya es una declaración de intenciones: un juego de palabras con mass -multitud, en inglés- y cara -en español- que hace parecer al spanglish estadounidense cosa de niños y que da una muy acertada pista de por dónde va la diversión en esta cita donde decenas de miles de bacoleños se echan a la calle durante casi todo el mes de octubre ataviados de máscaras y disfraces imposibles.

El festival comenzó el pasado 1 de octubre con el concurso de baile, en el que participaron veinte grupos de danzas, y se prolongará hasta el 22. En el programa oficial hay concursos de baile entre grupos, concursos de belleza, competiciones de danza entre las escuelas de la ciudad, y también entre ciudadanos anónimos que se animan a competir a título individual. Pero también competiciones gastronómicas, ferias de ganado y mercados donde se vende y se compra de todo y que son un espectáculo no menos colorido que los desfiles de danzantes, conciertos… Todo, buscando el pasarlo bien.

No es de extrañar: el origen del festival se debe a esa lucha de la ciudad contra la adversidad y, contra lo que pudiera parecer por el colorido o la raigambre entre la población, se remonta a apenas unas décadas. En 1980, cuando los precios del azúcar, del que vivía toda la isla de Negros, estaba por los suelos, y una catástrofe -el naufragio de un barco de pasajeros con centenares de muertos- puso su nombre en todo el mundo, las autoridades idearon este festival como un modo de recuperar el optimismo colectivo y hacer bueno ese carácter local que comentábamos. Y se ha conseguido: se entiende entonces el lema del festival, el estribillo que se repite una y otra vez en todas las canciones, en todas las competiciones de danza: Sige lang… sige na! Bacolod bato kita! (No pasa nada, está bien… No importa qué adversidad sobrevenga, Bacolod la combatirá). Let’s dance!

Cómo llegar a Bacolod CityBacolod City es la capital de la provincia de Negros Occidental, y la más importante de la isla de Negros, la cuarta en tamaño de las Filipinas.

Por avión: Está a unos 55 minutos de vuelo desde Manila. Philippine Airlines (PAL) hace el trayecto entre ambas ciudades seis veces al día, y Cebu Pacific y Air Philippines también tienen frecuencias diarias. Desde Cebú, el vuelo dura media hora y es también ofertado por las tres compañías.

Por barco: una travesía de dieciocho horas desde Manila y una hora desde el puerto de Iloilo.