Seúl, el viejo centro del mundo


Gwanghwamun fue construida en 1395 como la entrada principal del Palacio de Gyeongbokgung. en Seúl
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Seúl, la capital de Corea del Sur, no es solo una maravilla urbana que parece transportada del siglo LXI: es, también, una de las ciudades más ricas en historia del Lejano Oriente.

Desde los diez mil kilómetros de distancia que nos separan, la imagen mental que tenemos de Seúl, la fascinante capital de Corea del Sur, es incompleta. Seúl no es -solo- una megápolis de más de veinte millones de habitantes arrancada del futuro y repleta de neones, ni tampoco -otra vez tan solo- un hervidero a rebosar de vida donde la hiperactividad y la tecnología punta -y los vendedores de exquisita comida callejera- conviven en cualquier esquina. No: Seúl es más, mucho más, como corresponde a la capital de un país con más de tres mil años de edad, y capital de Corea durante más de seis siglos, desde la Dinastía Joseon (1392-1910), cuando recibía el nombre de Han Yang, hasta hoy, cuando es Seúl -“en el centro”, en coreano- su nombre, que le fue dado tras el fin de la II Guerra Mundial.

Templos budistas, barrios tradicionales, palacios reales Patrimonio de la Humanidad, parques infinitos en belleza y en serenidad oriental dan forma también a una ciudad como no hay otra y que, con sus más de diez millones de habitantes -y más de 25 millones en su área metropolitana- es la quinta ciudad más grande del mundo. Cifras impresionantes que no entierrran -antes al contrario- el Seúl más tradicional.

Seúl tradicional

El Seúl más tradicional

La espina dorsal de la ciudad es el río Hangagng, que la parte en dos mitades: Gangbuk, en el norte, es la más histórica y tradicional; y en el sur, Gangnam, que toma el nombre del distrito más importante del sur, es la más moderna en todos los aspectos -arquitectónico, residencial, comercial… En el norte, el distrito de Jongno es el corazón histórico de la ciudad gracias a sus palacios y al Bosingak, el pabellón con campanario que da nombre al distrito -en coreano, significa “calle de la campana”- y donde tiene lugar la ceremonia más popular del país, que consiste en que, cada mediodía, la campana es tocada 12 veces -como se hacía en los años de la dinastía Joseon, cuando sonaba 33 veces cada día a las cuatro de la madrugada para abrir las puertas de la ciudad y, a las 22h, 28 tañidos se daban para cerrarlas y señalar el comienzo de la noche. Los mismos guardias reales que participan en la otra gran ceremonia del Relevo de la Guardia, cuando la finalizan, ponen rumbo al Bosingak, pero no son ellos quienes tañen la campana: cualquier espectador puede ser elegido para ello.

Ceremonia del Relevo de la Guardia en Seúl
Ceremonia del Relevo de la Guardia en Seúl

En esta parte norte de la ciudad se encuentran los llamados Cinco Grandes Palacios, los palacios reales de la dinastía Joseon que son, además, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El palacio de Gyeongbokgung, el primero levantado por los Joseon -en 1395-, y el más importante, ha tenido una historia azarosa: fue destruido dos veces por los japoneses -en 1592 y en 1910-, y todavía hoy continuan los trabajos de restauración: apenas un cuarenta por ciento de los edificios que lo componen están recuperados. Aún así, hay mucho que ver en el recinto: las dos puertas de entrada, la de Gwanghwamun y la de Heungnyemun, donde tiene lugar la mencionada ceremonia del relevo de la Guardia Real, que tiene lugar cada día entre las 10h y las 15h y que consiste en varias ceremonias, que incuyen la apertura y cierre de la puerta del palacio real, o el relevo propiamente dicho; dos buenos museos, el Museo del Palacio y el Museo Folclórico de Corea; el palacio de Geoncheonggung, que fue residencia del emperador Gojong; la sala imperial del Trono, donde se coronaba al rey y se recibían a los mandatarios extranjeros, o el pabellón Gyeonghoeru, una joya de la arquitectura coreana situada en una pequeña isla artificial en medio de un lago rectangular con tres puentes de piedra que lo comunican con los jardines, cuya mera contemplación inunda de paz al visitante gracias a la belleza de su elegante sencillez y que es querido y conocido en Corea por haber ilustrado durante décadas los billetes de 10.000 wons, la moneda local.

palacio gyeongbok, Seúl

Cercanos a Gyeongbokgung están otros dos de los Cinco Grandes, Changdeokgung y Changyeonggung, y el templo de Jongmyo, también Lugar Patrimonio de la Humanidad. El palacio de Changdeokgung es el segundo más importante: fue construido en 1405 y residencia real entre 1618 y 1896. Los edificios más destacados de este palacio real son Seonjeongjeon, las oficinas del Rey, con su famoso tejado azul; el Daejojeon, los aposentos reales, y el Huwon, el jardín. El palacio de Changyeonggung fue construido en 1104 como residencia de verano de los reyes de la dinastía Koryo, la predecesora de la Joseon. Los otros dos palacios que restan merecen, desde luego, la visita: el de Deoksu-gung, muy cercano al Ayuntamiento de la ciudad, que fue construido a mediados del siglo XV, y es muy diferente a los otros cuatro por las influencias occidentales que lo arropan; y el de Gyeonghuigung, que fue construido en el siglo XVII, ardió en dos ocasiones y fue empleado durante la ocupación japonesa como escuela infantil…

Panorámica del barrio de Bukchon de Seúl. © Doug Sun Beams.
Panorámica del barrio de Bukchon de Seúl. © Doug Sun Beams.

Ninguna visita al Seúl más tradicional está completa sin pasear sin prisa por las calles y callejuelas del distrito de Bukchon, una zona residencial muy tranquila, donde hay centenares de “hanok”, las viviendas tradicionales coreanas, edificadas y decoradas en un estilo -forma de ele, pisos de madera donde sentarse en lugar de hacerlo en sillas o camas, estanques, estancias para cada grupo de edad…- que se mantuvo casi sin cambios desde la época de los Tres Reinos -del 57 aC- hasta la caída de la dinastía Joseon en 1910. Para llevarse a casa el espíritu de ese estilo tradicional, nada mejor que rebuscar en los puestos del mayor mercado de antigüedades de la ciudad, que está en el distrito de Insa-dong, al sur de Bukchon.

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous El Hotel Convención de Madrid se convertirá en el Novotel más grande del mundo
Next Cuenta atrás para el Isle of MTV 2015

Suggested Posts

La primera gran retrospectiva de Hubert de Givenchy, en Madrid

Meliá desembarca en Río

Los sefarditas de Turquía

Back To School Market de Madrid

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *