Letreros del Perú


Cartel en Cuzco, Perú. Foto (c) Jesus Garcia Marin
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0

Hablando se entiende la gente: toda la riqueza del español cabe en los letreros, pintadas y afiches de Sudamérica.

Las lenguas oficiales del Perú son el español y el quechua. Para el español algunas expresiones resultan de lo más chocantes y jocosas. Por ejemplo: playa, es un aparcamiento; las farmacias siguen siendo en Perú boticas; las gasolineras, grifos. Un chancho es lo que en España llamamos un gorrino y un chanchito, pues un cerdito. En un establecimiento de Abancay, Se dictan clases particulares (ese castellano tan elegante ya lo hemos perdido en España). De tener que remendar los zapatos los llevaréis a una Renovadora de Calzado,  y así todo…

A veces los peruanos le dan de lindo al eufemismo: en el país de Ollanta nada se rompe o lo rompen, todo se malogra. No es raro escribir incas con “k” de kilo; o sea, los Inkas. En definitiva, a lo largo de un viaje por Perú tendrán ocasión de comprobar y disfrutar esas diferencias lingüísticas, y de todo tipo de máximas, apotegmas, dichos, pintadas, carteles y letreros, algunos muy jocosos.

Pongamos por caso: La Lealtad no es sinónimo de complicidad (cartel en Lima); Compro dólares soles rotos podridos (aviso, casa de cambio, Lima); Sólo deshecho humano (letrero en WC del tren Cuzco-Aguascalientes); Tome leche helada para la resaca (tienda de Abancay); Internet Virus (cibercafé de Abancay); Cuando no hay humildad las personas se degradan (pintada); la persona que haya ingerido alguna bebida alcohólica, por mínima que esta parezca, pierde automáticamente el derecho de abordar el bus y el valor del pasaje (estación de autobuses, Trujillo); En caso de emergencia jalar martillo y golpear vidrio (ventanilla de emergencia, autobús de Entrafersa, Perú)… y esta publicidad de una ferretería limeña: EUMAR S. R.L Jr, Junin: Venta por mayor y menor. Badana, vaquetilla de llama, vaqueta para repujar, pirograbadores, forradores de botones, troqueles para broches, hojalillos, fibrilla por kilos, suelas (cromo, vira y quebracho), cabritillas, badanas, pergaminos, hebillas nacionales, tacos de jebe, pan de oro y todo tipo de argollas y mosquetones para llaveros, etc. Atendemos pedidos a provincia.

Sobre el autor

Jesús García Marín fue, allá por 1984, alumno de doctorado del Premio Nobel Camilo José Cela, con quien cursó Dictadología Tópica. Ha publicado infinidad de artículos de investigación histórica, ha coordinado cuatro misceláneas de cultura humanística, y es autor de un centenar de guías turístico-prácticas de todo el mundo. Como periodista, ha publicado numerosos artículos culturales o de opinión en los periódicos baleares de mayor tirada. Actualmente es columnista del diario “Última Hora” y colaborador habitual de Tu Gran Viaje.

Previous CN Sant Antoni, en la Tullet Prebon de Londres
Next Toparse con la Reina en Quito

Suggested Posts

Vuelos baratos de Saudia Airlines

Cuentos de Hadas en el museo Ghibli de Mitaka

Hipnotizados por el Salto Ángel

Norwegian obtuvo un beneficio neto de 128 millones de euros en 2016

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *