Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook11Tweet about this on Twitter13Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone




Almendrones. Noches que no se acaban. Salitre del Caribe… Así es La Habana que te espera, Gran Viajero. No querrás dejarla jamás.

Después de la ruta Hemingway, en Tu Gran Viaje a La Habana tienes que vivir otra clásica experiencia: viajar en los almendrones, esos viejos cacharros americanos de mediados del siglo pasado, ahora relucientes, que dan un aire de nostalgia y encanto fuera de lo común en esta capital cubana que parece despertar al menos en sus viejos edificios en ruinas, y sobre todo para mezclarse con sus gentes: bailarines, vendedores, músicos, figurantes, escritores, universitarios, amantes, artistas de la melancolía, buscavidas…

Almendrones de La Habana. Tu Gran Viaje a La Habana

Tu Gran Viaje a La Habana: Centro Habana

En Centro Habana, el barrio de ese Capitolio clonado del norteamericano y en periodo de restauración para ponerlo a punto en el 500 aniversario de la ciudad (2019), ha alcanzado fama el paladar San Cristóbal (San Rafael, 469) sobre todo desde que lo visitaron Obama y su familia en marzo de 2016. Si pueden, elijan la especialidad de la casa: pescado y solomillo. También ha alcanzado mucha fama en el barrio Los Nardos (Paseo de Martí, 563) con unos platos muy populares de influencia española como la fabada asturiana, la langosta a la catalana y la paella de marisco con pollo, cerdo y cordero

Capitolio de La Habana. © Regien Paasen / Shutterstock. Tu Gran Viaje a La Habana
Capitolio de La Habana. © Regien Paasen / Shutterstock

Capítulo aparte merece el barrio señorial de El Vedado, el distrito residencial de La Habana, con una simbólica explanada para todos los cubanos durante la etapa castrista. La Plaza de la Revolución, rodeada de edificios grises construidos a finales de los años cincuenta, con el gigantesco rostro del Ché Guevara en la fachada del edificio del Ministerio del Interior, justo enfrente del mausoleo de José Martí, el lugar elegido por el gobierno cubano para homenajear a Fidel Castro tras su muerte. En este barrio se alza también el Hotel Habana Libre, antiguo Habana Hilton, tomado por los seguidores de Castro en 1959 para gobernar desde él durante los primeros meses de la revolución; la Universidad, levantada por los españoles en 1779, con su célebre escalinata que preside la estatua Alma Mater, donde los estudiantes celebran cada año su graduación y se exhibe a solo unos metros un tanque capturado por los rebeldes castristas en 1958 y el callejón de Hamel, lleno de graffitis y bares sicodélicos adornados con objetos de segunda mano los locales beben “el negrón”, una versión del mojito más barata, sin apenas alcohol y con miel.

Tu Gran Viaje a La Habana

 

Muy cerca es imprescindible recorrer el malecón, el paseo marítimo favorito de las jóvenes parejas cubanas, y antes de abandonar Centro Habana conviene darse una vuelta por La Guarida (Concordia, 418), el restaurante más universal de Cuba, escenario del rodaje de la película Fresa y chocolate en un hermoso y mágico palacete de principios del siglo XX, junto al mural revolucionario con la imagen de Fidel Castro y su discurso Patria o muerte.

El Malecón de La Habana. © Diego Cervo / Shutterstock. Tu Gran Viaje a La Habana
El Malecón de La Habana. © Diego Cervo / Shutterstock

De compras en La Habana

Y en el capítulo del shopping algunos consejos: Cigarros en la Fábrica de Tabacos El Laguito, el famoso hogar del Cohíba en el barrio residencial de Siboney; helados, en Coppelia (La Rampa, cruce de las calles 23 y L) Artesanía y arte en Almacenes San José (Avenida del Puerto), junto al puerto; libros en Fayad Jamis (Obispo, entre Habana y Aguiar); ron en el Museo del Ron (Calle San Pedro, 262); y comida, perfumes, artículos de fotografía y marcas europeas en El Comodoro, unas galerías comerciales en Miramar (Avenida 3ra. y calle 84).

Compras en La Habana. Tu Gran Viaje a La Habana

Y además…

La capital muestra otras caras. Hay que visitar La Habana marinera de Regla, muy querida por los seguidores de la Santería; la Habana de Miramar, que mantiene los balnearios y las residencias de la alta sociedad cubana junto a la playa antes de 1959, de aquellos que acabaron emigrando a Estados Unidos, y que conocieron el famoso Tropicana (Calle 72A), todavía abierto, con su espectáculo de cabaret al aire libre inaugurado en 1939, el más famoso de la isla con los más variados ritmos y danzas afrocubanas, en un salón ambientado en un bosque tropical bajo la luz de las estrellas. Antes del show podrás fotografiarte con las bellas bailarinas, vestidas con unos trajes fascinantes. No te lo puedes perder. Otros locales musicales recomendables son Cabaret Parisien (Calle, 21 y O, Vedado), show cubano que ofrece la fusión de las culturas indoamericanas, hispanas y africanas en el Hotel Nacional y la Casa de la Música (Miramar, 20) para bailar en una magnífica mansión colonial.

Cabaret Tropicana de La Habana. Tu Gran Viaje a La Habana

 


Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook11Tweet about this on Twitter13Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Los nuevos Lugares Patrimonio de la Humanidad de Croacia
Next Lufthansa amplía sus operaciones en España

Suggested Posts

“Las noches de la Suite” del NH Collection Eurobuilding

Iberia Express empieza a volar a Burdeos y Rennes este fin de semana

Iceland Airwaves, música en Reykjavik

Dormir en un museo