Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
4Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0

La temporada de carreras de caballos en Ascot arranca en mayo y termina en septiembre, y en las carreras del Royal Meeting nuestra pasión por la hípica alcanza su plenitud. Los mejores caballos pura sangre del mundo, el espectacular –por lujoso, por extravagante, por divertido- dress code de los asistentes o el Desfile Real que abre cada jornada de carreras son los ingredientes de una experiencia viajera que no tiene igual en el mundo, y que es, además, esencia británica en estado puro.




¿Estás listo para las carreras de Ascot, las carreras de caballos más famosa y glamourosa del mundo? ¡Nosotros, sí! Todo está a punto para que, del 19 al 23 de junio, los mejores caballos purasangre compitan por la gloria en las carreras del Royal Meeting, las más famosas de todas las que se celebran en el Royal Ascot, el hipódromo de nuestra Familia Real, y que reúnen en estos día de junio a lo más granado de la alta sociedad del país –desde miembros de la Familia Real, con la Reina al frente, a la nobleza, las celebrities más conocidas y también, desde luego, a aficionados a los caballos, famosos de todo el mundo y viajeros como tú.

 

Las carreras de Ascot | Tu Gran Viaje
©VisitBritain/Ben Selway

 

En definitiva, miles de asistentes de los que muchos de ellos compiten entre sí para atraer la atención con sus estilismos (principalmente, tocados –sombreros, pamelas), a cada cual más extravagante, lujoso y elegante. Y es que las carreras de Ascot son una cita imprescindible del calendario social a nivel internacional, donde es tan interesante lo que sucede en las tribunas y recintos como lo que pasa sobre el tapiz verde del hipódromo Royal Ascot.

 

Cómo disfrutar de las carreras de Ascot

Las puertas del hipódromo Royal Ascot se abren a las 10:30, y lo más aconsejable es que no te retrases y aproveches el día al máximo: es el mejor momento para pasear por el recinto, tomar algo… A las 14:00 arranca el Desfile Real, una tradición que se mantiene desde el primer Royal Meeting, que se celebró en 1825, y en el que un carruaje –el Royal Landau- transporta a la Reina Isabel II, que inaugura así la jornada de carreras –seis cada día-, que comienzan a las 14h30 y terminan aproximadamente a las 17:35. A partir de esa hora, y hasta el cierre de las puertas a las 21h, Royal Ascot se convierte aún más en una fiesta: música en directo, bares, brindis, pamelas imposibles…

 

Hay varios recintos en Ascot para disfrutar de las carreras, cada uno con sus propias características, desde el dress code (te lo contamos más adelante) hasta las normas y precios de acceso. El Royal Enclosure es el más exclusivo, el auténtico corazón de las carreras de Ascot, y quizá el acontecimiento social más importante del año en Gran Bretaña. En los comienzos, fue un espacio reservado para la Familia Real y sus invitados; hoy, no es tarea fácil, pero tampoco imposible, disfrutar del Royal Meeting desde el Royal Enclosure: podrás acceder si te invita alguno de sus miembros o algún patrocinador oficial.

 

Las carreras de Ascot | Tu Gran Viaje
© VisitBritain

 

En las praderas y terrazas del Queen Anne Enclosure puedes disfrutar de excelentes vistas de las carreras, estarás muy cerca de los jinetes y de los participantes en los defiles, y en primera fila para ver pasar el Desfile Real. The Village Enclosure, que es la gran novedad de esta edición, ocupa parte del anillo interior del hipódromo y está repleto de restaurantes, terrazas, bares, y hay actividades programadas –conciertos, actuaciones- todos los días hasta la caída de la tarde. La atmósfera del Windsor Enclosure es más elegante: puestos de comida orgánica, bares, espacios para picnics, música en directo por las tardes, e incluso podrás apostar allí mismo por tus caballos favoritos.

 

La Reina, la mayor aficionada a las carreras de Ascot

Con todo, los protagonistas absolutos del Royal Meeting son los miembros de la Familia Real, los espectadores más importantes de la cita, y por varias razones. El hipódromo es de propiedad real, pero es que también los son algunos de los caballos purasangre participantes: nuestra Reina es una grandísima aficionada a la hípica que ha presenciado cada Royal Meeting desde su reinado. En 2013, su caballo Estimate se hizo con la victoria en la Gold Cup, la más prestigiosa de todas las carreras del Royal Meeting.

 

El Desfile Real de las Carreras de Ascot © VisitBritain | Tu Gran Viaje
El Desfile Real de las Carreras de Ascot © VisitBritain

Cómo vestir en las carreras del Royal Meeting: el dress code

Estos cinco días de carreras en el Royal Ascot son, también, una ocasión perfecta para codearse con lo más conocido de la sociedad británica, que aprovechan la ocasión para conquistar la atención de todo el planeta con sus estilimos, que protagonizan portadas de revistas y galerías de websites. El dress code del Royal Meeting es estricto: cada uno de los recintos del hipódromo tiene su propio código, desde el más relajado del Windsor Enclosure –basta con ir vestido correctamente y como prohibición expresa, la de llevar camisetas de equipos deportivos- al más tradicional del Royal Enclosure, donde ellos deben llevar chaleco y corbata, zapatos negros y sombrero de copa (sin adornos); las faldas o vestidos de ellas no pueden llevarse por encima de la rodilla, las pamelas y sombreros deben tener un diámetro mínimo determinado. ¿El punto medio? En el Queen Anne Enclosure: traje y corbata para ellos, pantalones o trajes de manga y tocado –pamela, sombrero- para ellas.

 

Las carreras de Ascot | Tu Gran Viaje
© VisitBritain

Pero nada de esto te previene con lo que te vas a encontrar: la más divertida, alocada y extravagante colección de tocados y pamelas que jamás podrás ver. Creaciones imposibles que tienen, más que cubrir del sol, una finalidad: llamar la atención, recabar tu mirada. Hay, claro, elegantes creaciones de grandes firmas pero, ¡dónde esté un tocado con una abeja gigante o con una botella de champán incrustado, que se quite Valentino!




Previous El Zócalo, donde todo es Ciudad de México
Next Gozo y Comino, vida serena en Malta

Suggested Posts

Los nuevos Lugares Patrimonio de la Humanidad de Croacia

El Solar Impulse 2 partirá de Abu Dhabi en su vuelo alrededor de mundo

15, un diálogo entre letra e imagen en la Fresh Gallery

Fabricando sueños en las Islas Cook