Hoy comemos en… el Carnivore de Johannesburgo


Carnivore Restaurant, Johannesburgo, Sudáfrica
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone




Cosas que hacer una vez en la vida: ir al Carnivore de Johannesburgo a devorar ñú, cocodrilo o antílope a la brasa. Se pueden emplear cubiertos, claro…

No hay que irse muy lejos de Johannesburgo -apenas medio centenar de kilómetros- para encontrar, a un paso de la Cuna de la Humanidad -un paraíso arqueológico inmenso repleto de cuevas donde se han descubierto algunos de los fósiles más antiguos que se conocen-, otro paraíso, pero en esta ocasión, para carnívoros redomados: el restaurante Carnivore de Johannesburgo,  uno de los tres establecimientos que con el mismo nombre se encuentran en África -los otros dos están en Nairobi, Kenia, y en El Cairo, Egipto) que ofrece la oportunidad de, por apenas un puñado de rands -pocos más de doscientos, en concreto- comerse un safari en un buffet -como suena- en el restaurante más famoso de Sudáfrica y, sin duda, de todo el continente (no por nada el Carnivore es un lugar de obligada aunque algo tópica visita cuando uno anda por Johannesburgo y alrededores).

Entrada del Carnivore Restaurant de Johannesburgo. Foto © Clemente Corona/Tu Gran Viaje
Entrada del Carnivore Restaurant de Johannesburgo. Foto © Clemente Corona/Tu Gran Viaje.

En la entrada del Carnivore de Johannesburgo han quedado las estatuas a tamaño natural de Nelson Mandela y otros líderes africanos, y el olor pertinaz a carne a la brasa -que se olisquea desde el jardín- nos envuelve del todo nada más poner un pie en el inmenso salón que, aún con capacidad para más de quinientos comensales, pero, así y todo, no está de más llamar con antelación y asegurarse de que tendrán para nosotros un lugar alrededor del fuego, la inmensa chimenea/parrilla donde cocinan las centenares de kilos de carne que despachan en un día cualquiera. Nos quedaremos hipnotizados por los movimientos frenéticos del medio centenar de camareros que, armados de machetes Massai y cuchillos trinchadores de todos los filos y tamaños filetean y dejan caer en los inmensos platos de los hambrientos y emocionados comensales trozos de ñú, cocodrilo, kudu, antílope, de cebra… y también de cerdo, buey o cordero.

Carnivore Restaurant de Johannesburgo, Sudáfrica

Todo, acompañado de buen vino shiraz de la tierra o cerveza Castle bien fría: cuando realmente pienses que no puedes más -llega ese momento, aunque creas in situ que sí, que tienes espacio en el estómago para un trocito más de ñú o, porqué no, de gelatinoso cocodrilo-, tumbas de un golpe a la bandera que tienes en la mesa, y listo. ¿Cómo? Sí, por supuesto que hay menú vegetariano, e incluso pescado, pero, entonces, ¿a qué has venido aquí?

Datos prácticos

Carnivore Restaurant. Muldersdrift Estate, 69 Drift Boulevard. Muldersdrift. Tel: +27 (0)11 950 6000. Web: www.recreationafrica.co.za/carnivore. Abierto todos los días de la semana para comidas y cenas. Precios por persona: entre 175 y 205 rands (unos 16-20€). No incluye bebidas.





Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone
Previous El Afganistán de Steve McCurry
Next La Madrid Hotel Week

Suggested Posts

Despega el primer Airbus A350-900 de Lufthansa

Cinco mil cruceristas a bordo del Costa Diadema

MadrEAT, el mejor plan gastro para este fin de semana

Toparse con la Reina en Quito