De Shanghai a Nueva York: Rascacielos que amamos


Rascacielos y skyline de Shangai. Foto © Tu Gran Viaje
© Clemente Corona / Tu Gran Viaje
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook101Tweet about this on Twitter10Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone

En Nueva York, Shanghai, Londres y Dubai se encuentran nuestros rascacielos favoritos. Auténticas obras maestras del ingenio humano que son, en sí mismas, un destino de viaje. Y además, ya lo dijo el clásico: Citius, altius, fortius

One World Trade Center (Nueva York)

Como una prueba de carácter y un mensaje claro al mundo: así afrontó la ciudad de Nueva York la construcción, que se prolongó más de diez años, del One World Trade Center, el nuevo icono del perfil urbano de la Gran Manzana y, también, el rascacielos más alto del país -541 metros o, lo que es lo mismo, 1776 pies de altura, una cifra que remite a la del año en que se proclamó la independencia de Estados Unidos y por lo que, durante un tiempo, recibió el sobrenombre de “Torre de la Libertad”. La construcción de este gigante no estuvo exenta de polémica y de problemas de todo tipo, habida cuenta -sobre todo- de la carga emocional del emplazamiento: ocupa el solar del World Trade Center 6, el edificio más pequeño del complejo que fue destruido en el ataque terrorista de 2001. A la sombra del edificio está el National September 11 Memorial, uno de los lugares más emotivos del país, compuesto por dos piscinas rodeadas de árboles que ocupan los solares sobre los que se levantaban las Torres Gemelas, cuyos saltos de agua se introducen once metros en el suelo, y en cuyos pretiles están inscritos los nombres de todos los asesinados en los ataques terroristas del 11 de septiembre. La apertura a finales de mayo del One World Observatory, en la planta 100ª del rascacielos, ha terminado por convertir al edificio en una de las atracciones indispensables de la Ciudad que Nunca Duerme.

One World Trade Center. Foto CC Anthony Quintano
One World Trade Center. Foto CC Anthony Quintano

The Shard London Bridge, Londres

La astilla de Renzo Piano asoma casi desde cualquier esquina de Londres en la que uno levante la cabeza, y es que, con 310 metros de altura, The Shard -ese es el nombre por el que todo el mundo le conoce- es el rascacielos más alto de la Unión Europea y el nuevo icono arquitectónico londinense. El edificio, propiedad del estado de Catar, destaca por su forma de espiral piramidal de cristal: Piano se inspiró para ello en las agujas de las iglesias londinenses y en los mástiles de las goletas que pintaba Canaletto. Pero el común de los visitantes del edificio se impresionan con otros datos, como el precio de los apartamentos -entre treinta y cincuenta millones de libras- o el impresionante Shangri-La Hotel, el hotel de lujo que, tras múltiples aplazamientos, por fin abrió sus puertas el pasado mes de abril y que ocupa de la 34ª a la 52ª planta… Con todo, lo realmente imprescindible es subir a su frecuentadísimo observatorio, que responde al nombre de The View From The Shard y que, a 244 metros de altura, ofrece unas vistas inmejorables de Londres -y todo lo que se encuentre a sesenta kilómetros de distancia, que es la distancia que alcanzará nuestra mirada un infrecuente -esto es Londres, no lo olvides- día despejado y que, si lo deseas, puede ser tuyo por 30.000€ la hora.

Shangri-La Hotel en The Shard de Londres. Foto © 2015 Shangri-La International Hotel Management Ltd
Shangri-La Hotel en The Shard de Londres. Foto © 2015 Shangri-La International Hotel Management Ltd

Torre Central, Shanghai

La pujanza de Shanghai como capital económica de China, la segunda potencia mundial es algo que queda muy claro al observador, por poco avezado que sea, en cuanto este posa su mirada sobre el bosque de lanzas que es Pudong, el distrito financiero de la ciudad. Allí se levantan algunos de los rascacielos más reconocibles e imponentes del planeta pero, por encima de todos ellos, solo uno es el más alto y el más icónico: la Torre Central, el edificio más alto de China con 632 metros y ante el que la legendaria Oriental Pearl Tower no puede menos que agachar la cerviz… El rascacielos está formado por nueve edificios cilíndricos apilados unos sobre otros cuya fachada exterior de vidrio se retuerce sobre sí misma: un auténtico portento arquitectónico al que rodean otros dos gigantes -la Jin Mao Tower y el Shanghai World Financial Center– y que es el protagonista de más fotos de Instagram de las que podrá nadie ver jamás…

De izquierda a derecha: la torre Jin Mao Tower, el Shanghai World Financial Center y la Torre Central de Shanghai. Foto cc Ermell
De izquierda a derecha: la torre Jin Mao Tower, el Shanghai World Financial Center y la Torre Central de Shanghai.

Burj Khalifa, Dubai

Los rascacielos brotan en este pequeño emirato, uno de los siete que conforman los Emiratos Árabes Unidos, con una facilidad que sorprende al visitante más frecuente, y es que podría decirse que el perfil urbano de Dubai cambia a cada parpadeo. No obstante, el parpadeo se detiene siempre ante la imponente silueta del Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo -nada más ni nada menos que 829’8 metros le hacen merecedor del título- y que se ha convertido en el edificio más reconocible del Golfo Pérsico. El diseño del rascacielos fusiona elementos tradicionales -los domos de la arquitectura islámica- con la forma geométrica de una flor cultivada en el país. De las ciento sesenta plantas del Burj Khalifa, doce están ocupadas por el Armani Hotel Dubai; y el observatorio, llamado At The Top, está en la planta 124. Las vistas son inolvidables: a los pies, todo el progreso del que es capaz el ser humano -una ciudad futurista levantada sobre la arena- y, a sus puertas, el desierto infinito, por un lado, y las aguas del Golfo, por el otro. Un observatorio inmejorable que es, también, un ojo de buey por el que asomarse y atisbar un futuro que ya está aquí.

Panorámica del Burj Khalifa de Dubai. Foto CC de Neumann Ciuffo.
Panorámica del Burj Khalifa de Dubai. Foto CC de Neumann Ciuffo.
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook101Tweet about this on Twitter10Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone
Previous Los secretos de las rapaces bajo las estrellas con Priceless Madrid
Next Dani García y la nueva carta de BiBo para el verano 2015

Suggested Posts

Eddie Redmayne y Alessandra Ambrosio inauguran la OMEGA House en Río de Janeiro

El Majestic Hotel & Spa Barcelona, nuevo Leading Hotels of the World

Christian Gálvez: “Viajar me alimenta el alma y la creatividad”

Aramon, pasión por la nieve

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *