Nueva York en la habitación 710


Priceless Madrid en el hotel Óscar Room Mate
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook26Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Hace un par de semanas, viajamos de la mano de MasterCard, Room Mate Hotels y MicroTeatro a cuatro de las ciudades más excitantes del mundo sin salir del hotel gracias a la primera cita Priceless Madrid. Una experiencia muy recomendable que no puedes dejar de conocer.

Desde lo alto de la plaza de Vázquez de Mella, en el maravilloso Roof Bar del hotel Ósar Room Mate Madrid, contemplo cómo las nubes grises se clavan y se desclavan de las antenas de los tejados de Madrid, echando a volar mi imaginación -¿a qué se parece esa nube? ¿Y esa otra?- cogida de las faldas de esta suerte de danza que promete ser -pero no amenaza, porque me protege de cualquier inclemencia, a mí y a las docenas de personas que me acompañan, un techo translúcido- nada más que un elemento destacable -otro- de la vuelta al mundo que es esta Cita Priceless Madrid de MasterCard -creadas para los titulares de tarjetas MasterCard- y para la que, a pocos minutos de que empiece, ya está todo el pasaje embarcado.

Alguien me sirve un cóctel de chardonnay con reducción de lima y otro alguien me guiña un ojo, me entrega un colgante donde hay impreso un número y me pide que no le pierda de vista. No lo hago: tampoco pierdo de vista -no puedo evitarlo, viajo constantemente y es un tip básico de todo Gran Viajero- a mis compañeros de cita Priceless Madrid. Grupos de amigos, parejas, gente guapa de todas las edades, todos ellos y ellas con caras sonrientes, con movimientos que indican solo una cosa: que quieren pasarlo bien. Muchos de con los que converso son asiduos a las citas Priceless, se conocen entre sí, organizan sus planes de ocio alrededor de la tremenda y exclusiva oferta que MasterCard ha creado con este programa Priceless Madrid y que descubre a un Madrid exclusivo, desconocido y accesible y que, en el caso de hoy, nos promete una vuelta al mundo por cuatro de las más excitantes capitales -Río de Janeiro, Nueva York, Ciudad de México y Roma- a través del microteatro y de la gastronomía. Un cóctel imbatible…

Cita Priceless Madrid en el hotel Óscar Room Mate

 

El chico que me dio el colgante hace una seña y varias personas nos acercamos a él. Apuro el cóctel. El chico nos guía por un pasillo a oscuras mientras nos pide silencio y que nos olvidemos de los móviles. Yo aún no lo sé, pero en cuanto cruce la puerta de la habitación 703, entraré en Río de Janeiro: entraré en Tres, Dos, Tuno, que es como se llama la obra en que un chico que cree que ha encontrado el amor de su vida -o, al menos, el plan de una semana- durante la fiesta de una boda: una belleza morena y española como él que le ha pedido, a cambio de acceder a visitarle en su habitación, que le escriba una canción. No hay canción, pues no hay nada. La pareja de actores nos hipnotiza, nosotros -no somos más de doce personas- nos reímos y nos apiadamos del donjuan, y ponemos rumbo a la siguiente escala de esta vuelta al mundo: Nueva York, que espera tras la puerta 710. Ya no estamos en el Óscar Room Mate y sí en un hotel cualquiera del barrio de los teatros -El Grace Room Mate, por ejemplo. Una mujer de mediana edad viste de noche y se tapa con un antifaz; cuando suena la puerta, quien entra es un joven disfrazado de Batman prometiéndole llevarla al quinto cielo y que, por la diferencia de edad, podría ser su hijo… Y, efectivamente, es su hijo.

"Tres, Dos, Tuno", de Zenón Recalde. MicroTeatro en la cita Priceless Madrid.
“Tres, Dos, Tuno”, de Zenón Recalde. MicroTeatro en la cita Priceless Madrid.

Si Tres, Dos, Tuno (escrito por Zenón Recalde) era la comedia pura, absurda, sensual -como es Río-, Nueva York es la tragicomedia, el anonimato de la gran ciudad, que devora a los débiles y donde cualquier fantasía es posible: algo que clava Marta Sánchez en su Tribulaciones de un Gigoló... El microteatro lo ha conseguido: retratar con cuatro pinceladas y el tiempo que dura encendido un cigarrillo cómo son las ciudades a las que, efectivamente, nos han hecho viajar con el talento de los actores y de los dramaturgos.

Tribulaciones de un gigoló, de Marta Sánchez, una de las funciones de MicroTeatro de la Cita Priceless Madrid
Tribulaciones de un gigoló, de Marta Sánchez, una de las funciones de MicroTeatro de la Cita Priceless Madrid.

Regresamos a la terraza, donde la lluvia ha hecho acto de presencia pero, ni aún así, se va el jet lag momentáneo del microteatro: sigo oliendo el asfalto de Broadway y las cremas bronceadoras de Copacabana. Y los estímulos viajeros continúan desfilando ante mí: cuatro inmensas barras -una por cada ciudad- repletas de especialidades tradicionales, puros platos y cócteles neoyorquinos, cariocas, romanos y mexicanos con los que prolongar esta vuelta al mundo hasta entrada la noche. En la mesa romana, pizzas caseras y mozzarellas, focaccias y tiramisú, y copas y copas de aperol spritz que saben a vacaciones en Roma y que hubieran encantado a Audrey Hepburn y Gregory Peck. En la mesa de la Gran Manzana, mini hamburguesas rotundas de raza negra avileña de la mano de aros de cebolla, nuggets de pollo de corral rebozados en frutos secos y, para brindar, un manhattan -qué si no- en una mano y, en la otra, un brownie pecaminoso. Los nachos, los tacos y las quesadillas copan la barra mexicana: el margarita es de los mejores que he probado en meses, y el bartender que los prepara no desentonaría en el bar del Majestic de la Plaza del Zócalo. Llego, feliz, a Río, a la sombra de ese Pão de Açucar que tanto quiero, donde me regalo una buena brocheta de picaña y pao de queijo que riego con una -con un par- de caipirinhas

Cita Priceless Madrid en el hotel Óscar Room Mate

Y así, entre ciudad y ciudad, transcurre la noche, transcurre esta cita Priceless Madrid con la que he dado la vuelta al mundo sin salir del hotel. Miro a mi alrededor: Todos mis compañeros de viaje comen, beben, ríen, charlan animadamente: no todos los viajes son así, sé lo que me digo, y pienso en lo maravilloso que sería que todos los viajes fueran como este: entre desconocidos que se convierten en amigos, exclusivo pero accesible, excitante pero relajado. Por eso no me voy a perder la próxima Cita Priceless. Y espero que tú tampoco: te espero allí (consulta aquí las próximas citas Priceless Madrid)

 

Sobre las Citas Priceless

Las Citas Priceless son unos eventos muy especiales que aúnan lo mejor del programa en la ciudad y que se celebrarán a lo largo del próximo año, ofreciendo experiencias únicas para los titulares de tarjetas MasterCard. Así, durante los próximos meses, podrás descubrir la moda, la cultura y la gastronomía de otras grandes ciudades del mundo, en una serie de actividades muy especiales que tendrán como hilo conductor cada una de las categorías del programa Priceless Cities: “Comer”, “Comprar”, “Descubrir” y “Escapar”. Encuentra toda la información sobre todas estas maravillosas experiencias en este enlace.

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook26Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Ferrari Land en PortAventura Resort
Next The Corner by Javier de las Muelas

Suggested Posts

La tierra del sándalo

Picasso.mania, la exposición del Grand Palais de París

Mercer Sevilla, un hotel con alma

El turismo regresa a Túnez

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *