Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn2Share on Google+1Email this to someone

Continúa el maravilloso reto de los pioneros suizos Bertrand Piccard y André Borchsberg: Cruzar el mundo volando con el avión Solar Impulse 2 sin usar una sola gota de combustible en ello.

En silencio, sin emplear una sola gota de combustibe, pero con mucha más energía contenida en la mirada de los centenateres de espectadores, el Solar Impulse 2 despegó la madrugada del 21 de abril a las 6:15 (hora de Hawai) para completar su singladura a través del océano Pacífico. El SI2, el avión solar de Bertrand Piccard y André Borschberg, capaz de volar día y noche impulsado solamente por la energía del sol, estará volando durante el Día de la Tierra y se espera su aterrizaje en el aerodrómo Moffett, de Mountain View, durante el 23 de abril. El vuelo, que debería durar tres días, dependiendo de las condiciones metereológicas, será otro capítulo más del reto del SI2: Volar alrededor del planeta usando energía solar.

Bertrand Piccard despegó de Hawaii rumbo a Norteamérica, un viaje similar al que hizo la aviadora estadounidense Amelia Earhart, quién realizó el primer vuelo en solitario entre Honolulu y California. Más allá de los numerosos paralelismos entre ambos retos, la principal diferencia es obvia: mientras el avión de Earhart despegó con más de 1890 litros de gasolina, el SI2 vuela sin combustible. Ubicadas en el ala principal, el fuselaje y el timón horizontal, 17.248 baterías solares alimentan cuatro baterías de litio, que a su vez alimentan los cuatro motores y propulsores, permitiendo al Si2 volar durante la noche, hasta que amanece.

“En 1999, durante mi vuelta al mundo en globo, los siete días que pasé sobre el Pacífico fueron los más estresantes y nerviosos”, declaró Bertrand Piccard, promotor y presidente de Solar Impulse, y quién está en estos momentos al mando del avión solar. “Con Solar Impulse, el vuelo debería durar tres días, pero en esta ocasión estoy solo en la cabina, así que la intensidad no es menor. Cada mañana, sientes la intriga de saber cuánta energía queda en las baterías. Y entonces, con el amanecer regresa el virtuoso círculo del vuelo perpetuo”.

Despegue en Nagoya del Solar Impulse 2

El 28 de junio de 2015, el Solar Impulse 2 despegó de Nagoya, Japón, con André Borschberg en los controles.

Después de su vuelo alrededor del mundo en globo sin escalas -un récord mundial-, Bertrand Piccard, doctor médico y explorador de corazón, decidió que próxima vez que circunvalara el planeta sería sin combustible. Se asoció con André Borchsberg, un empresario y experto aviador. Fue Borschberg quien, en julio de 2015, aterrizó el Si2 en Hawaii después de un vuelo récord de cinco días y noches y alrededor de 8.900 kilómetros desde Japón.

Con la consecución del vuelo a través del Pacífico a cargo de Bertrand Piccard, el Si2 no marcará solo un récord en la historia de la aviación, sino también en la historia de la energía renovable.

“En el último año hemos demostrado que Solar Impulse es capza de volar sin parar durante cinco días y cinco noches: El avión, las tecnologías, el ser humano”, comentó André Borschberg, CEO y piloto del Solar Impulse. “Ahora lo que queremos es continuar nuestro vuelo alrededor del mundo y demostrar que estas tecnologías pueden ser usadas, no solo en aviación, sino en tierra firme. Es por eso por lo que Bertrand inició el proyecto y me conmueve el que vaya a experimentar ciclos de días y noches consecutivos sin combustible”.

Solar Impulse 2 © Solar Impulse | Revillard | Rezo.ch

© Solar Impulse | Revillard | Rezo.ch

Ambos hombres se turnan a los mandos del Si2, pero tienen diferentes roles en el proyecto. Piccard dirige la visión del proyecto, su filosofía y su alcance político, además de atraer partners para financiar la aventura. Borschberg dirigió el equipo que diseñó y construyó el Si2 y transforma las diferentes innovaciones tecnológicas en soluciones de ingeniería. Juntos, los dos pioneros suizos están intentando completar la primera vuelta al mundo en un avión solar sin combustible, con la que apoyar acciones concretas en pos de la sostenibilidad, y demostrar que el mundo puede progresar con tecnologías limpias.

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn2Share on Google+1Email this to someone