Ya se puede volar a Santa Elena


Se inaugura el aeropuerto de Santa Elena | Revista Tu Gran Viaje
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook23Tweet about this on Twitter6Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

La remota isla inglesa de Santa Elena, ubicada en el océano Atlántico a 1.800 kilómetros de distancia de Angola y famosa por ser el lugar de exilio de Napoleón, ha dejado de ser -al menos, en parte- uno de los lugares más remotos del mundo.

La isla de Santa Elena ha sido, desde su descubrimiento a mediados del siglo XVI, uno de los lugares más inaccesibles del mundo. A más de 1.800 kilómetros de la costa de Angola, Santa Elena tuvo cierta importancia estratégica como escala de las rutas mercantes hacia y desde Asia hasta la apertura del Canal de Suez; desde entonces, apenas mereció la atención de algunos científicos y de turistas -entre 6.000 y 8.000 al año- que acuden al reclamo de la herencia de Napoleón Bonaparte, que vívió en la isla de 1815 hasta su muerte en 1821.

El aeropuerto de Santa Elena | Revista Tu Gran Viaje

Así, esta remota posesión británica estaba conectada con el resto del mundo únicamente con una ruta mercante que, cada tres semanas, tardaba cinco días en cubrir la distancia entre Sudáfrica y la isla. Pero, tras años de obras y retrasos -debido, principalmente, a los fortísimos vientos que azotan la isla- hace unos días ha aterrizado en el aeropuerto de Santa Elena el primer vuelo comercial de su historia, que partió de Johannesburgo. La ruta tendrá una frecuencia semanal y, esperan las autoridades, servirá para impulsar el turismo de Santa Elena.




Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook23Tweet about this on Twitter6Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Roosevelt Island, el secreto mejor guardado de Nueva York
Next Descubre Sefarad en Madrid

Suggested Posts

Gastronomía de altura para el nuevo Casino Gran Madrid-Colón

Postal desde Civita de Bagnoregio

FITUR 2015: El Ibiza Gran Hotel, único 5* Lujo de la isla

Más viajeros españoles que nunca en Perú