Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook9Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

En el Día Mundial del Agua, queremos volver nuestra mirada a unos elementos arquitectónicos en los que raramente reparamos pero que son imprescindibles para la vida en muchos lugares: los depósitos de agua más famosos del mundo.

No pensamos en ellos cuando abrimos un grifo o conectamos un lavavajillas, pero los depósitos de agua están -siempre han estado- ahí. Estas estructuras jalonan los paisajes de todo el mundo: de torres neo-mudéjares de ladrillo en los pueblos castellanos a tanques de alta tecnología en los tejados de Tel Aviv, sin olvidarnos de las sólidas construcciones más parecidas a fortalezas que adornan multitud de rotondas inglesas o las extravagantes construcciones que pespuntean las ciudades de la Norteamérica profunda, su presencia es fundamental para garantizar el abastecimiento del más preciado de los líquidos y sus usos, tan infinitos como la imaginación.

Los depósitos de agua más famosos del mundo

La necesidad de almacenar agua es tan antigua como la Humanidad. A lo largo de la Historia, la madera, la cerámica y la piedra han sido empleados para construir tanques y depósitos que, hoy, en gran número, siguen en uso. Los árabes, con sus aljibes, y los mayas, con sus chultunes, fueron los mayores maestros en el talento del almacenamiento de agua… Siglos más tarde, las siluetas de los depósitos siguen siendo parte imprescindible de muchos paisajes, aún habiendo evolucionado sus usos y convirtiéndose en depósitos de, también, la mejor cultura; y, siempre, ya sea por su carácter excelso, histórico e incluso bizarro, en iconos de las poblaciones a las que sirvieron entonces y sirven ahora.

El más puro neo-mudéjar, en El Vaso de Chamberí

Es el caso de uno de los depósitos elevados más famosos de nuestro país, El Vaso, el depósito elevado del Canal de Isabel II en el barrio madrileño de Chamberí. La bellísima construcción de estilo neo-mudéjar -tan típico de la capital madrileña-, de ladrillo rojo y cúpula gris y planta poliédrica de doce lados, fue uno de los depósitos más importantes de su tiempo: su interior, cilíndrico, albergaba un volumen de 1500 m³, elevado a una altura de treinta y seis metros, y en los últimos años se ha convertido en un escenario imprescindible de la escena madrileña, acogiendo multitud de exposiciones y eventos culturales. No es el único caso en nuestro país de reutilización de los depósitos: los aljibes de la localidad alicantina de Hurchillo almacenaban cinco mil metros cúbicos de agua y hoy, gracias a un ambicioso proyecto de rehabilitación, albergan un centro cultural con biblioteca, sala multiusos y despachos en una superficie total de 300 metros cuadrados, además de un pequeño jardín.

Los depósitos de agua más famosos del mundo. "El Vaso" de Chamberí, Madrid. Foto CC 2.0 MetroCentric

“El Vaso” de Chamberí, Madrid. Foto CC 2.0 MetroCentric

Los depósitos de agua más famosos de Europa

La fiebre inmobiliaria también llegó a muchos depósitos de agua, con especial predicamento en los países del norte de Europa. En Holanda, los casos más reconocidos arquitectónicamente son el del depósito de Bergen on Zoop, construido en 1899 y que fue convertido hace un par de años en un estudio y apartamento, distribuido por las seis plantas del depósito y que se eleva 33 metros sobre la idílica ciudad, y en Utrecht, donde el viejo depósito también fue reconvertido en edificio de apartamentos de lujo.

Depósito de agua de Bergen op Zoom, Holanda. Foto CC 2.0 Peter Van den Bossche. Los depósitos de agua más famosos del mundo en Tu Gran Viaje

Depósito de agua de Bergen op Zoom, Holanda. Foto CC 2.0 Peter Van den Bossche.

Pero es en Inglaterra donde la rehabilitación de sus water towers se ha acometido con mejores resultados. Es el caso del depósito construido en madera de Ashford, en el condado de Kent, transformado hoy en una casa elevada donde mandan el cristal y las panorámicas, o el de una torre en Amershan, al noreste de Londres, convertida en protagonista de programas de televisión y revistas de decoración por lo espectacular de sus rehabilitación. La torre de Munstead, en Guildford, construida en 1918, es hoy la sede de un estudio de arquitectos; la “casa de las nubes” de Thorperness, es un depósito construido en 1923 con la forma de una vivienda que, paradójicamente, una vez se desmanteló la instalación en 1979, se convirtió de hecho en una vivienda; y, de todos los que tachonan el pais, probablemente sea la Lymm Tower, en Chesire, la más conocida. Con cerca de 40 metros de altura y una imponente colección de premios arquitectónicos, la torre alberga una espectacular vivienda en la que no falta capricho alguno.

Los depósitos de agua de Estados Unidos

Y, de todos los depósitos de agua que se han convertido en iconos de sus ciudades -y hay muchos-, destaca uno por antonomasia: la Water Tower de Chicago. Esta maravilla neogótica, que parece más un pequeño castillo de cuento de hadas que un depósito de agua, es uno de los dos únicos edificios que sobrevivieron al Gran Incendio que, en 1871, arrasó por completo la Ciudad del Viento: con 47 metros de alto, hoy es una exclusiva sala de exposiciones.

Water Tower, Chicago. Los depósitos de agua más famosos del mundo en Tu Gran Viaje

Water Tower, Chicago

Y sin salir de Estados Unidos, encontramos la más amplia y extravagante coleccion de depósitos de agua, ejemplificada en dos extremos: el depósito de agua de los estudios Warner Bros en Burbank, California, con 45 metros de altura y el conocido emblema que hemos visto en miles de películas y series de televisión, es el más famoso de todos ellos; y el más bizarro, aunque hay competencia -estamos hablando de los Estados Unidos-, es el depósito de Peachoid, en Carolina del Sur que saltó a la fama gracias a la serie de televisión House of Cards y, sobre todo, a su forma: un melocotón gigante de 45 metros de alto, con capacidad para más de 3.700 metros cúbicos. Su extravaganza le ha convertido en uno de los lugares más fotografiados y visitados del estado; y solo por eso, se demuestra que las utilidades de un depósito van más allá de abastecer de agua: crean comunidad y dotan de identidad al lugar donde se yerguen.

Los depositos de agua más famosos del mundo en Tu Gran Viaje. Peachoid, Gaffney, USA




Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook9Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone