Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook10Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

El pasado martes se presentó en la librería Rafael Alberti de Madrid la nueva traducción de “La diosa blanca”, de Robert Graves, editada por Alianza, y traducida por William Graves.

Con motivo de la presentación, y con el aforo lleno, transcurrió una charla sobre la obra de Graves y sobre Mitología entre William Graves y Carlos García Gual, heredero de esa magnífica legión de helenistas (Tovar, Adrados, etc) que tradicionalmente ha tenido y tiene España. García Gual es catedrático de filología griega de la Universidad Complutense (Madrid).

La traducción al español por parte del casi mallorquín —llegó a la Isla con cinco añitos— William Graves de uno de los libros míticos y mágicos de la literatura del siglo XX, La diosa blanca (White Goldess, 1948), es importante porque acerca al lector a una versión castellana más exhaustiva y precisa del texto escrito por el gran prosista y poeta Robert Graves que como es sabido casi medio siglo vivió en Deià, donde se encuentra su casa-museo.

Can Alluny, la casa de Robert Graves en Deià, Mallorca

Can Alluny, la casa de Robert Graves en Deià, Mallorca.

La traducción anterior de La diosa blanca fue obra de Luis Echávarri, que también había traducido Los mitos griegos y Los mitos hebreos, sendas obras de Graves, y también vertió al castellano a otros escritores (sobre todo para la editorial Losada de Buenos Aires) como André Gide.

El hijo y albacea del escritor londinense consideraba que la traducción publicada hace ahora cuarenta y cinco años para la editorial Losada y recogida posteriormente en España por Alianza Editorial era mejorable, de modo que él mismo se ha echado al barro, la ha corregido y ya está negro sobre blanco publicada por Alianza Editorial.

William Graves y Carlos García Gual, en la librería Rafael Alberti de Madrid. Foto © Jesús Gª Marín / Tu Gran Viaje

William Graves y el helenista Carlos García Gual en la librería Rafael Alberti de Madrid.

William Graves aprovechó la aparición de la nueva edición inglesa editada por Grevel Lindop —afamado escritor y crítico literario especialista también en Thomas de Quincey— para ponerse a trabajar en un proyecto que es ya una realidad. La diosa blanca es un recorrido poético en prosa sobre la primacía que tuvo el matriarcado. En este libro, el autor de Yo Claudio, reconstruye las ceremonias mediterráneas ancestrales de la Diosa Luna.

La Luna de Deià

Esta Diosa Blanca de Graves tiene mucho que ver con la Luna de Deià, el pueblecito mallorquín donde vivieron y siguen viviendo la familia Graves desde hace muchos años. Todo el que ha estado en Deià una noche de Luna llena ha quedado cautivado por la magia que desprende esa parte de Mallorca. A Deià le dieron fama residentes ilustres como el ya mencionado Robert Graves, y más recientemente Eric Clapton, Mike Oldfield, Mike Knopfler, etc.

En 1929 llegó a Mallorca Robert Graves, acompañando a Laura Riding. Le gustó la isla y construyó una casa, entre los olivos retorcidos, a 2 kilómetros del pueblo. En Deià se asentó definitivamente en 1946. Daba largos paseos diarios. Sus restos descansan en el pintoresco cementerio del pueblo, en humilde sepultura. Por Deià, en torno a la poetisa nicosalvadoreña Claribel Alegría y su marido Erik Flakoll, pasaron temporadas Vargas Llosa (que se quiso comprar una casa allí), García Márquez, Mario Benedetti, Miguel Ángel Asturias y Julio Cortázar.

Robert Graves  con su familia y amigos den Deià. Archivo Claribel Alegría

Robert Graves con su familia y amigos den Deià. Archivo Claribel Alegría.

Cerca de Deià, en una casa perdida en las montañas, vivió muchos años el genial pintor Mati Klarwein, que tenía pinta de vaquero: dijo que le gustaría pintarle unos bigotes a la Mona Lisa. De origen sefardita, vino al mundo en 1932. Su obra cotizadísima fue elogiada por Warhol, conoció más de la cuenta a Leger o a Dalí, retrató a la Bardot o a Kennedy. Sus dibujos han ilustrado los discos de Miles Davis, Brian Eno, Hendrix o Santana. Por último, indicar que en Deià se puede visitar la Casa Museo Robert Graves (más información en www.lacasaderobertgraves.com)

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook10Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone