Seis razones para viajar a la isla de Wight


Atardecer en la isla de Wight
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook120Tweet about this on Twitter9Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone

A un golpe de piedra -metafórico- de la costa de Southampton aguarda la isla de Wight, la isla más grande de Inglaterra y un ejemplo perfecto de que la esencia se disfruta en frascos pequeños: en este caso, la más genuina esencia british.




Un reportaje de Ara Pérez.

Apenas 350 kilómetros cuadrados -separados de Gran Bretaña por el estrecho de Solent, un canal con un sistema de mareas tan particular que uno de los activos del éxito del cercanísimo puerto de Southampton– son por los que se extiende la isla de Wight, famosa desde los tiempos de la reina Victoria, y que sigue atrayendo a los viajeros gracias a su bucólico ambiente british donde no faltan una naturaleza rotunda -en la que abundan especies animales que han desaparecido en el resto del país como la ardilla roja, el emblema de la isla-, sus regatas y el muy famoso festival que se celebra todos los veranos. En resumen, la isla de Wight es un fantástico lugar para disfrutar de un descanso tanto en familia como con amigos, y sobran los motivos para escaparse a conocerla; pero estos cinco que te proponemos son simplemente irresistibles. .

1. Osborne House

Osborne House, Isle Of Wight
La Osborn House fue construida entre 1845 y 1851, y el mismo Príncipe Alberto la diseñó en tomando como modelo los palacios italianos del Renacimiento.

Diseñado por el Príncipe Alberto -que le encargó su construcción al arquitecto Thomas Cubitt, que ya había construido para la pareja real la fachada principal del palacio de Buckingham en 1847-, fue la residencia de verano de la Reina Victoria hasta su muerte, que tuvo lugar en este palacio en 1901 (de 1903 hasta 1921, el palacio se empleó como centro de enseñanza de la Marina Real). Es un palacio realmente familiar al que puedes dedicar todo un día. No solo podrás visitar las dependencias del palacio  si no también sus alrededores que incluyen un invernadero, los jardines, la casa de juegos de los príncipes y por supuesto la playa privada de la reina… Los interiores del palacio me recordaban a la serie Dowton Abbey, ya que podías visitar no solo las dependencias reales si no también podías ver como vivían y trabajaban los empleados. Interesante la cottage hecha para jugar y educar a los príncipes: El Príncipe Alberto quería que tuviesen una educación practica y para ello les enseñaba a cuidar su huerto y también a cocinar… Podéis comer en el restaurante del edificio principal, o bien podeis llevar vuestro propio lunch y tomarlo en el césped de los jardines o en la playa privada de la Reina e incluso, si el tiempo lo permite, podéis daros un chapuzón en la playa.

2. The Needles Park

The Needles Park, isla de Wight

Se trata de un parque temático situado en Alum Bay. Es interesante bajar el acantilado en telesillas y acceder así a la playa. Desde allí podras disfrutar de un dia de playa y llegar en lancha motora hasta los famosos The Needles, una serie de tres stacks de creta que se alzan en el mar frente al extremo occidental de la isla y que se consideran una de las maravillas naturales del sureste de Inglaterra. Por la tarde hicimos senderismo y disfrutamos del paisaje, aunque también se ofertan rutas en bicicleta.

Needles, isla de Wight
La formación toma su nombre del anterior pilar cuarto en forma de aguja (needle) llamado la “Mujer de Lot” que solía destacar en medio hasta que se cayó por una tormenta en 1764.

3. Shanklin

Shanklin, isla de Wight
Centro de Shanklin.

Para llegar a este encantador pueblo de la costa este de la isla tuvimos que coger un bus con el que atravesamos todo el interior de la isla y pudimos observar que se trataba de un ambiente bastante rural con  muchas cottages. Cenamos un fish& chips exquisito en un restaurante familiar y esperamos a poder ver el desfile de Carnaval que no tenia nada que ver con los nuestros, pero fui muy divertido ver el ambiente festivo que se respiraba, sobre todo por la cantidad verbenas que había. El pueblo tiene dos playas –Small Hope Beach, donde hay un pequeño café, y Hope Beach, más grande, con atracciones para turistas.

4. Un paseo por Newport

St Thomas Church, Newport, Isla de Wight
St Thomas Church, Newport, Isla de Wight.

La capital de la isla es esta ciudad que se encuentra en el interior de la misma. Cerca se situa el castillo de Carisbrooke. Se trata de una fortaleza que se remonta a la época de los romanos y en la que vivió la princesa Beatriz, hija de la reina Victoria. El monumento más destacable de la ciudad es la iglesia de Santo Tomás.

5. Wight Taste Trail

Pub en Yarmouth, Isla de Wight
Fachada del pub The Buge Coage Inn de Yarmouth, Isla de Wight.

En los últimos años se ha puesto en marcha una iniciativa muy sabrosa, este Wight Taste Trail que no es más que una ruta turística que te lleva a 24 locales para gourmets repartidos por toda la isla y aptos para todos los paladares. Gastropubs, tiendas de delicatessen, bodegas, granjas de ajos (no se entiende la isla sin el cultivo del ajo)…. Una maravilla para el paladar.

6. Sus celebraciones: las regatas, los festivales…

En la isla de Wight siempre están haciendo festivales, siendo la semana de regatas las más famosas del mundo, y que se remontan a la época de la Reina Victoria. Durante estos días se respira en Cowes un ambiente festivo con sus correspondientes verbenas, espectáculos de aviación  y la última noche ponen fuegos artificiales en el muelle con música de BSO que por cierto fue precioso aunque lloviese un poco. Después, a tomar unas pintas y mover el esqueleto: y con ganas de regresar en verano, cuando el número de festivales se multiplica, y hay dos que destacan por encima del resto: el Festival del Ajo -que se celebra este año los días 16 y 17 de agosto-, todo un homenaje al sabroso bulbo y, ya puestos, a todas las exquisiteces gourmets que se cultivan y crían en la isla… Además, hay un montón de actividades para todos los públicos: conciertos, se monta un zoo, una competición de coches clásicos e, incluso, hay hasta famosos del mundo del espectáculo inglés que hacen de presentadores de los diferentes eventos. ¡Muy british todo ello!

isle of Wight Festival 2015

Y, desde luego, el que es uno de los festivales de música más importantes del mundo, el Isle of Wight Festival, que comenzó a labrarse un lugar merecido en la historia entre los años 1968 y 1970, cuando las mayores estrellas de la música y de la contracultura reunieron a centenares de miles de personas. Jimi Hendrix, Joan Baez, Bob Dylan… Gigantes de la música como esos. El festival dejó de celebrarse en 1971 y comenzó a hacerlo de nuevo en 2007, con un tono menos de protesta y más de pura diversión musical. La edición de este año se celebra entre los días 11 y 14 de junio y tiene como grandes nombres en su cartel a The Black Keys, The Prodigy, Fleetwood Mac, Pharrel Williams, Paolo Nuttini... ¡Casi nada!

¡Suscríbete a Tu Gran Viaje!

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook120Tweet about this on Twitter9Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone
Previous Nueva edición del GastroMarket de La Industrial
Next Cinco escapadas para huir de Madrid sin salir de Madrid

Suggested Posts

Concurso #EnTrenConDB para fans de Fnac en Facebook

Un rascacielos para Toulouse

El MAS de Amberes

Saltando en la Calzada del Gigante