Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook24Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone

A mediados de octubre reabrió sus puertas la galería Tate St Ives. El museo es un faro que reina sobre la silueta de la población pesquera de St Ives, en la costa de Cornualles: una meca de artistas que, ahora, se descubre para el viajero español como un destino de escapada que fusiona el mejor arte con el más auténtico sabor british.

St Ives, en Cornualles, es de esos lugares que, acostumbrados a ver pasear por sus calles a viajeros de todo el mundo parece, en cambio, estar fuera del radar del viajero español. Pero eso es algo que puede cambiar gracias a la reapertura de la galería Tate St Ives, la excusa perfecta para, ahora, degustar el cóctel de arte, campiña y extravagancia británica realmente irresistible que nos aguarda en St Ives.

¡RESERVA AQUÍ AL MEJOR PRECIO TU GRAN VIAJE A ST IVES!

Porque un algo de extravagancia tiene el hecho de que en St Ives la crisis de la pesca y de la minería de mediados del siglo pasado hicieran que, al más puro estilo neoyorquino, muchas de las casetas de piedra y tejado de pizarra en las que los rudos pescadores guardaban sus embarcaciones y aperos, donde elaboraban las redes y manipulaban el pescado, fueran alquiladas por un puñado de libras a jóvenes -y no tan jóvenes- artistas que huían de la presión y el coste de la vida de la gran ciudad -léase Londres– y recalaban en este bucólica meca de artistas que era St Ives desde mediados del siglo XIX, cuando Turner comenzó a hacer sus pinitos elaborando ilustraciones al carboncillo para los folletos con que Edward Cook vendía viajes por el sudeste de Inglaterra a aquellos a quienes no podían permitirse hacer el Grand Tour por Europa.

Atravesando en tren la campiña inglesa

Además, viajar hasta esta esquina de Cornualles para visitar la galería Tate St Ives es una experiencia viajera en sí misma: el trayecto en tren desde la estación de Paddington, en Londres hasta St Erth, a pocos kilómetros de St Ives -en este enlace puedes adquirir el billete-, emplea cinco horas en cubrir el trayecto, y lo hace por los escenarios bucólicos que uno espera de la campiña inglesa que, en estas semanas del otoño, restallan más si cabe de belleza: bosques inmensos de hoja caduca y mil tonos ocres, ovejas que pastan en prados que, más que prados, parecieran jardines, pueblos de detached houses arracimadas en torno a una iglesia de campanario de puntas, estaciones ante las que pasa raudo nuestro tren y en las que todo, desde su jefe a las señales, su arquitectura o el simple paisanaje, rezuma ADN british

Visitar la galería Tate St Ives | Revista Tu Gran Viaje
© Tate St Ives

St Ives, la meca de los artistas ingleses en la costa de Cornualles

St Ives, típica y tópica población costera inglesa, es uno de los destinos de playa nacionales preferidos por los británicos: más de un millón y medio de ellos la visitan cada año y se pierden por el dédalo de callejuelas pintado sobre las colinas que caen a las bahías de St Ives y de Porthmeor, donde abundan cottages tradicionales reconvertidas en hotelitos con encanto, pubs con encanto restaurantes de cocina internacional de un nivel sorprendentemente alto a quinientos kilómetros de Londres. No es St Ives el primer pueblo pesquero del mundo en hechizar a los artistas de su tiempo -ahí están Capri, Tossa de Mar o Sidi Bou Said– pero, donde en esos tres es la luz bendita del Mediterráneo la que se cuela en las obras de Klee, Macke o Dalí, en St Ives -y en el resto del frondoso tramo de costa de Cornualles del que es epicentro-, es el azul y gris metálico del Atlántico desatado el que pinta las obras de Nicholson, Frost o Hilton.

Panorámica de St Ives desde la terraza del café de la galería Tate St Ives. © Tu Gran Viaje
Panorámica de St Ives desde la terraza del café de la galería Tate St Ives. © Tu Gran Viaje

Hasta mediados de los años Ochenta del siglo pasado, un inmenso -inmenso de verdad- depósito de gas horizontal, levantado sobre una construcción, enmarcaba las muchas fotos que los bañistas se hacían en la playa de la bahía de Porthmeor, la más popular de las playas de St Ives y, a su desmantelamiento, pocos años después, se unió el ofrecimiento de la Tate Gallery de ceder a la ciudad su colección de obras de temática local, ya fuera realizadas por artistas de la zona -un imán para artistas de todas las disciplinas- o que representaran St Ives.

¡RESERVA AQUÍ AL MEJOR PRECIO TU GRAN VIAJE A ST IVES!

Visitando la Tate St Ives

La suma de ambas casualidades -un solar en la mejor ubicación de la ciudad y la oferta de la Tate- se materializó en 1993 en la apertura de esta galería Tate St Ives que, tras una remodelación y ampliación que ha durado cinco años y ha costado más de 20 millones de euros (el nuevo edificio, excavado en la colina, es obra del estudio James Fobert Architects tiene más de 1.325 mertos cuadrados), abrió sus puertas en un fin de semana del pasado mes de octubre que atrajo a decenas de miles de visitantes. La galería Tate St Ives es, para los viajeros españoles, la menos conocida de las Tate Gallery, pero eso no la convierte en la menos destacable: la colección de grandes artistas británicos modernos y contemporáneos relacionados -por su obra o por su vida- con Cornualles, adornada de obras de grandes artistas internacionales como Mondrian, hacen que la visita sea de lo más interesante.

Visitar la galería Tate St Ives | Revista Tu Gran Viaje
© Tate St Ives

De hecho, la exposición que articula la reapertura de la galería Tate St Ives es, precisamente, Modern Art and St Ives, un repaso completísimo por la obra de artistas que hicieron de St Ives su lugar de residencia y de creación y en los que no faltan Barbara Hepworth, Ben Nicholson e incluso Mark Rothko, y que, en su primera parte –que abarca de 1900 a 1960- revela las relaciones entre la escena artística de St Ives y los movimientos artísticos mundiales durante el siglo XX. La segunda parte de la exposición muestra los cambios tanto sociales como artísticos que vivió el mundo a mediados del siglo pasado, algo que es evidente en las influencias americanas, africanas o asiáticas de las obras expuestas, entre las que destacan algunas de Lubaina Himid, nominada al Turner Prize y antigua artista residente de la galería Tate St Ives.

Visitar la galería Tate St Ives | Revista Tu Gran Viaje
© Tu Gran Viaje

Paseando por St Ives

Pero aunque la galería Tate St Ives sea el faro que más alumbra en esta ciudad de artistas, no es el único. La tradición que arrancó cuando el gran William H. Turner anduvo por la ciudad a mediados del siglo XIX haciendo bosquejos y carboncilllos de la zona para los folletos de una agencia de viajes de la época ha derivado en que casi cada esquina del alambicado, estrecho y empinado callejero de St Ives haya una cabaña tradicional de pescadores reconvertida -y no ayer precisamente- en restaurante, tienda de artesanía, boutique con estilo y, desde luego, estudios y galerías de arte. Se cuentan por docenas, pero tal ve la más famosa sea la Porthmeor Studios and Cellars, donde, a pie de playa, comparten sus estudios artistas becados de todo el mundo y pescadores del pueblo, unos pintando o esculpiendo o creando instalaciones y los otros, reparando sus botes de pesca, afilando las herramientas o haciendo redes con una pericia hipnótica para quien las contempla. Lamentablemente, la visita solo puede realizarse durante el Festival de las Artes de la ciudad, que se celebra en septiembre, o en eventos especiales como esta reapertura de la galería Tate St Ives; el resto del año, se puede visitar la planta de calle, donde hay expuestos trabajos de los artistas becados.

Uno de los estudios del complejo Porthmeor Studios © Tu Gran Viaje. Visitar la galería Tate St Ives. Revista Tu Gran Viaje
Uno de los estudios del complejo Porthmeor Studios © Tu Gran Viaje

Este es el complejo de estudios de artistas más antiguo de Gran Bretaña, donde trabajaron grandes artistas como Ben Nicholson o Patrick Heron. Los estudios han sido también renovados recientemente y alberga, además de una nueva sala de exposiciones, la St Ives School of Painting. En lo alto de la colina que domina la población está The Leach Pottery, fundada en 1920 y que es uno de los talleres de porcelana más famosos del mundo y que alberga también un pequeño museo. Y, desde luego, cuando se está en St Ives no se puede dejar de visitar el Hepworth Museum and Sculpture Garden, los estudios en que vivió y creó muchas de sus más conocidas obras la célebre escultora Barbara Hepworth, una de las artistas británicas más importantes del siglo XX.

Jardines del Barbara Hepworth Museum. © Tu Gran Viaje. Visitar la galería Tate St Ives
Jardines del Barbara Hepworth Museum. © Tu Gran Viaje

Guía práctica de St Ives

Galería Tate St Ives

Horarios: La galería Tate St Ives abre de noviembre a febrero, abierto de martes a domingo de 10:00 a 16:20. De marzo a octubre, abierto toda la semana de 10:00 a 17:20.
Entradas: 9£50. La entrada combinada para la Tate St Ives y el Barbara Hepworth Museum and Sculpture Garden cuesta 14£50. Toda la información puedes encontrarla en su web.

Cómo llegar a St Ives

Desde Londres, el tren es la mejor opción. Los trenes salen de la estación de Paddington, y el trayecto dura entre cinco y siete horas. Puedes adquirir los billetes en este enlace de la tienda de VisitBritain

Dónde dormir en St Ives

The Gannet Inn (St Ives Road, Carbis Bay). Hotelito con encanto muy cerca de St Ives desde el que se domina la bahía de Carbis. Su desayuno a la carta, muy recomendable.

Dónde comer en St Ives

El Alba Restaurant (Old Lifeboat House) es el restaurante más famoso de la ciudad. Cocina británica contemporánea con productos locales, en la que manda el pescado y marisco de la bahía. Amplia carta de vinos (con referencias españolas para los más nostálgicos: blancos de Rueda y Rias Baixas). Y para tomar una pinta, el Sloopy Inn, el pub más antiguo de St Ives y uno de los más antiguos de todo Reino Unido.

Sloopy Inn pub St Ives | Visitar la Tate St Ives | Revista Tu Gran Viaje
© Tu Gran Viaje
¡RESERVA AQUÍ AL MEJOR PRECIO TU GRAN VIAJE A ST IVES!





Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook24Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn1Share on Google+0Email this to someone
Previous Paseando por Belgrado
Next Los escenarios de Juego de Tronos en España

Suggested Posts

El Mercado de San Pedro en Cusco

Cinco exposiciones para viajar sin salir de Madrid

Gran Canaria, placer culpable

Cuando los muros caen