Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook48Tweet about this on Twitter13Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Nos vamos de súper-viaje gastronómico a la Ciudad de la Luz y nos encontramos un Delicioso París más sabroso que nunca. ¿Nos acompañas, Gran Viajero?

Podemos ponernos todos como queramos pero, cuando se trata de París, hay una -entre muchas otras- verdad incontestable: La Ciudad de la Luz es la capital mundial de la gastronomía. Un sabrosísimo cassoule de estrellas Michelín, cocinas tradicional y establecimientos gourmet al que te bastan con darle estos cinco bocados para convencerte de ello. ¿Nos acompañas por este Gran Viaje al Delicioso París? ¡Buen provecho, Gran Viajero!

Viajes baratos a paris

El mil hojas del144 Faubourg, el bistró del hotel Le Bristol París

“La paciencia hace que los sueños se cumplan”, es el mantra del chef Jean-Charles Cauquil, que está al frente del bistró del hotel Le Bristol París, un 144 Faubourg que, desde su apertura en 2013, está adornado con una Estrella Michelín. Uno de los hoteles más legendarios de París no podría tener alojado más que un restaurante no menos excelente: la escalera de hierro forjado y mármol por la que descendemos sus comensales son una antesala a un paraíso gastro donde, entre la fragancia de las dalias que adornan el pequeño comedor, cualquier elección de la carta cumple las expectativas: el hojaldre de paté de pato con verduras encurtidas, el steak tartare con ostras de Marennes d’Oléron, chantilly y yuzu… y, desde luego, el que tiene fama de ser el mejor millefuille de París -y eso es mucho decir, un maravilloso milhojas de vainilla al bourbon con cobertura de caramelo que excitará tus papilas gustativas con tan solo recordarle.

millefeuille 144 faubourg bristol paris
Tienes ante ti el celebérrimo millefeuille del Bristol de París. ¡Casi nada!

Le 114 Faubourg. 114 rue du Faubourg Saint-Honoré (Le Bristol Paris Hotel). Tel: +33 (0)1 53 43 44 44. Reservas: 114faubourg@lebristolparis.com. Horario: Comidas, de lunes a viernes de 12h a 14h30. Cenas, de lunes a domingo de 19h a 22h30.

Trufa negra (y pescados y mariscos) para no salir jamás del Rech de Alain Ducasse

Al legendario Alain Ducasse le alumbra -más que a ningún otro chef- la luz de un puñado de estrellas Michelín. El chef más reconocido del mundo lo es por haber revolucionado la alta cocina desde su estruendosa aparición en ella hace unas décadas -por sus métodos de cocción, sus creaciones, sus mixturas, su respeto ortodoxo por la tradición culinaria gala cuando eso era pura contracorriente-, y hoy, cuando su nombre adorna más de una veintena de grandes restaurantes en todo el mundo, por seguir mimando a todos los tipos de comensales. El pasado mes de enero, Ducasse fue el padrino del evento París celebrates ses chefs, y convirtió el discurso de inauguración en una auténtica master class de gastronomía, hedonismo y amor por su profesión y por su ciudad que, pocas horas más tarde, continuó a los platos de su Rech, su coqueto restaurante consagrado a los pescados y los mariscos que es toda una institución gastronómica de París -fue inaugurado en 1925.




La propuesta de Rech estriba en tratar con mimo ingredientes de primerísima calidad: Distinguido por una estrella Michelín, cada trimestre cambia la carta, fijándose en pescados y mariscos nobles y más modestos, de lenguados y rapes a mejillones o langostas… Pero, si eres de esos periodistas extraños que no pueden comer pescado y marisco -ejem-, las alternativas -carnes, hongos- rayan a la misma altura, y de eso su mayor responsable es su chef, un joven Damian Leroux que está detrás de que la cocina del Rech luzca el fulgor de una estrella Michelín. Y anota: Imposible no mencionar su eclair XL, simplemente una maravilla -dícese que el mejor de París…

Rech Alain Ducasse. París. Foto © Tu Gran Viaje
Más trufa negra, por favor: Así cuidan en el Rech de Alain Ducasse a comensales excéntricos como este periodista. Foto © Tu Gran Viaje

Rech Alain Ducasse. 62 Avenue des Ternes. Tel. 33 (0) 1 45 72 29 47. Reservas: restaurant.rech@alain-ducasse.com. Horario: Comidas, de martes a sábados, de 12h a 14h; cenas, de 19h30 a 22h (cenas).

Los 1.001 quesos -y el souflé- del Astier Restaurant

Desde el primer segundo, entrar en el Astier es hacerlo en un bistró parisino prototípico -y en uno de los mejores, cabe decir: iluminación tenue, manteles de cuadros, abarrotadas mesas pequeñas y una carta certera de cocina tradicional francesa con los denominadores en común de rigor -exquisitez en el tratamiento de las espectaculares materias primas, raciones contundentes y una carta de vinos certera que, en el caso del Astier, tiene más de 350 referencias. ¿Y el precio? Ajustado, asumible, acorde: El viajero no se levantará de la mesa sin sentirse muy bien cenado, mejor servido y estupendamente cobrado. Así, da gusto, y uno volvería al Astier a dejar que le mimen un día, y otro, y otro… Imposible que haya queja: cómo va a haberla, ante la sucesión de manjares inabarcables como las carrilleras de ternera con zanahoria y comino, el bacalao con macaroni y puerros al vapor, o la caballa hervida en vino blanco, zumo de lima y hierbas. Con todo, cuando el comensal cree que más calidad y cantidad no es posible, llegan los postres: desde la baba al ron con helado -una especie de bizcocho borracho que es exclusivo del Astier-  a la inacabable tabla de quesos servida a los postres pasando por su souflé, que hay que encargar, uno no quiere -y no, y no, y no- levantarse de su mesa del Astier.

tabla de quesos del Astier Restaurant de París. Foto © Tu Gran Viaje
La muy apetitosa famosa e inolvidable tabla de quesos del Astier Restaurant de París. Foto © Tu Gran Viaje

Astier Restaurant. 44 rue Jean-Pierre Timbaud. Tel. +33.(0)1 43 57 16 35. Reservas: reservations@restaurant-astier.com. Horarios: Comidas, de 12:30 a 14: 30; cenas, de 19:00 a 22:30. Abierto lunes y martes, resto de la semana, cerrado.

Las delicatessen de Pigalle

A los adoquines de Pigalle le han dado lustre desde hace un par de siglos cuantos intelectuales y artistas te vengan a la cabeza -y bastantes revolucionarios, que hicieron volar esos adoquines durante aquellas semanas de 1968 en las que pareció que otro mundo era posible-, hoy, Pigalle es una sucesión de exquisitos colmados gourmet donde, además, se sirven manjares y se dan clases de cocina: el bio-comercio Causses (55 rue Notre Dame de Lorette), la tienda gourmet de productos italianos Rap Paris (4, rue Fléchier) o la exquisita pastelería Madeleines (37, rue des Martyrs) son direcciones que satisfarán cualquier paladar, del más exquisito al más conformista. Una manera estupenda de comprobar estos y otros secretos gastro de Pigalle es hacerlo con los tours de 716 La Vie (www.716lavie.com).

Causses de Sud Pigalle. Tu Gran Viaje por París gastronómico. foto © Tu Gran Viaje
Los propietarios de Causses, posando para © Tu Gran Viaje

Los 1.001 vinos de De Vinis Illustribus

El enólogo Lionel Michelin no concibe la vida sin uno de sus mayores placeres: El buen vino. Una pasión que hizo girar su vida por completo en 1994, el año en que cambió la seguridad de un puesto directivo en una gran empresa por su cava de vinos, De Vinis Illustribus, un lugar sacro en lo que al disfrute del vino se refiere. Y lo es no solo por la excelente y amplia oferta de su bodega -especialmente de vinos vintage que el propio Michelin selecciona y adquiere a productores, coleccionistas: Desde un Petrus del 64 a un Bouscaut Magnum 1926 pasando por un tan asequible como estupendo Chevalier d’Eon de 2014, Michelin siempre acierta con lo que busca, quiere y/o necesita cualquiera de nosotros. Sin olvidar el continuo ejercicio didáctico que Michelin comparte con todo cliente que cruza la puerta de su sancta sanctorum, un rincón del corazón de París por el que han pasado grandes amantes del vino como Picasso o Hemingway. Michelin aconseja, selecciona y sugiere maridajes, siempre a la medida de nuestro gusto y presupuesto pero, sobre todo, de nuestra sensibilidad: Y es que él es el primero en defender que el único vino bueno es el vino que nos gusta. Pero verle y oírle en acción, dirigiendo una cata en la cava -que puede ser para una pareja, un grupo de amigos o, por qué no, un único viajero, acompañada de manjares de productores de proximidad -patés, quesos-, es, se sea apasionado por el vino o no, uno de los planes más decididamente exclusivos que se pueden disfrutar hoy mismo en París. Imprescindible reservar, claro.

Joyas seleccionadas por Lionel Michelin en De Vinus Illustrivus. Foto © Tu Gran Viaje
Joyas seleccionadas por Lionel Michelin en De Vinus Illustrivus. Foto © Tu Gran Viaje

De Vinis Illustribus. 48 rue de la Montagne Sainte Geneviève, Paris 5th(estación de metro más cercana: Cardinal Lemoine). Tel +33 (0)1 43 36 12 12. www.devinis.fr. Contacto: Dominique Michelin – 06 60 53 21 69. Horario: Tienda, abierta de martes a sábados de 14h a 19h. Catas, siete días a la semana con reserva previa.




Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook48Tweet about this on Twitter13Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous París-Port de Pollença-Nueva York. Ascenso y descenso de Anglada-Camarasa
Next Preferred Hotels & Resorts entra en el País Vasco

Suggested Posts

“Special DeLuxe”, las memorias sobre ruedas de Neil Young

El mejor golf del Caribe, en Casa de Campo Resort & Villas

Más viajeros españoles que nunca en Perú

Prohibido aburrirse: planes para viajar con niños a Berlín

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *