Frankfurt, entre museos y rascacielos


Las tres casas que forman el Romer son el símbolo de la ciudad
Las tres casas que forman el Romer son el símbolo de la ciudad
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Viaja con Deutsche Bahn a Frankfurt, la capital económica del continente en esta etapa de nuestro viaje por #AlemaniaConDB. ¡Viajeros al tren!

La mayor concentración de rascacielos del continente europeo le dan el muy merecido sobrenombre de Mainhattan (que juega con el nombre de la región de la que es capital), y en ellos se encuentran las sedes y oficinas de grandes empresas alemanas y del resto del mundo -el más alto de ellos, la torre Commerzbank, es el edificio de oficinas más alto de Europa con 259 metros de altura, y eso sin contar la antena, que mide otros cuarenta metros-, además de dos de las instituciones que tienen la mayor autoridad económica en Europa, como son el Banco Central Europeo y el Banco Federal Alemán. Una de los puntos de interés imprescindibles de la ciudad es la Torre Main, en cuyo piso 53 hay un restaurante y, dos plantas más arriba, una espectacular plataforma de observación que se eleva doscientos metros por encima de la ciudad.

Una ciudad con historia

Esas agujas de acero y vidrio son las últimas adiciones al paisaje urbano y vital de una ciudad cuya fundación se remonta al Imperio Romano y en la que el paso del tiempo -guerras incluidas- ha dejado huella y mella. No obstante, es Frankfurt un lugar donde no faltan puntos de interés, antes al contrario. ¿Los más destacados? La Catedral de San Bartolomé (Domplatz, 1. Abierta de lunes a jueves de 8h a 10h; viernes, de 12h a 20h; y sábados y domingos, de 9h a 20h), construida entre los siglos XIV y XV, era el lugar donde se coronaban los reyes y emperadores alemanes, lo que se celebraba en fastuosos banquetes que tenían lugar en el cercano salón imperial de Römer, un conjunto de tres casas de comerciantes que adquirió la ciudad y convirtió en su ayuntamiento a comienzos del siglo XV y que se convertiría en el símbolo de Frankfurt y donde, además de las reuniones del concejo municipal -tradición que se ha mantenido hasta hoy-, se celebrarían los mercados. No muy lejos de aquí se encuentra la iglesia de San Pablo, que se considera la cuna de la democracia en Alemania porque, en 1848, se reunió en ella por primera vez la Asamblea Nacional Alemana.

Las tres casas que forman el Romer son el símbolo de la ciudad
Las tres casas que forman el Romer son el símbolo de la ciudad

Un centro cultural de primer orden

Gracias a sus trece museos -ubicados muy próximos entre sí a ambos lados del río Main en una concentración conocida como Museumsufer-, y a la celebración de importantísimos eventos, como la Feria del Libro de Frankfurt, la más importante del mundo, la ciudad puede reclamar con justicia el ser uno de los centros culturales europeos por excelencia. Pasear por el Museumsufer es hacerlo por un templo al aire libre dedicado a la cultura, por un escenario donde se da una síntesis perfecta entre la preservación y difusión de la cultura y la planificación urbana. Varios edificios del siglo XIX que estaban completamente olvidados y dejados a su suerte se recuperaron y cobraron nueva vida; y a ellos se suman nuevas construcciones y ampliaciones, algunas de ellas diseñadas por arquitectos de renombre internacional.

Quizá el más famoso de los trece museos sea la galería de arte Städel, que alberga una de las mayores y mejores colecciones de arte de toda Alemania. En la ribera sur se encuentran el IkonenMuseum, que guarda una de las mayores colecciones de iconos rusos, griegos y búlgaros, entre otras procedencias; el Museum für Angewandte Kunst (Museo de Artes Aplicadas), que exhibe mobiliario de entre los siglos X y XXI; el Museo Etnológico (Museum der Weltkulturen); el Museo Cinematográfico Alemán (Deutsches Filmmuseum); el Museo de Arquitectura de Alemania; el Museo de Comunicaciones (Museum für Kommunikation); la Städel; la Liebieghaus, una colección de escultura con piezas de la antigua Grecia al Renacimiento; el Museo Giersch; y el Portikus, una pequeña galería que exhibe exposiciones temporales de arte contemporáneo. En el lado norte, están el Museo Judío de Frankfurt; el Museo de Historia, donde se exhiben objetos desde los tiempos de la Frankfurt romana hasta nuestros días, y también obras de arte. Con semejante concentración de arte y cultura no puede extrañar que cada año tenga lugar en el Museumsufer uno de los mayores festivales culturales de toda Europa, la Museumsuferfest, que consiste en eventos culturales en todos los museos, que rebajan además sus tarifas por la ocasión. Esta año, se celebrará del 29 al 31 de agosto.

La galería Staedel de Frankfurt alberga una de las mejores colecciones de arte de Alemania
La galería Staedel de Frankfurt alberga una de las mejores colecciones de arte de Alemania

En esta calle, la Schaumainkai, se celebra cada sábado el mercadillo más grande de la ciudad. Y que no se te pase visitar “el trozo de pastel”: así es como se conoce a otro maravilloso museo de la ciudad, el de Arte Moderno. Ni, desde luego, la gran atracción cultural de la ciudad: la casa natal de Johann Wolfgang Goethe, la Goethe Haus (Großer Hirschgraben 23-25). La casa del autor de Fausto fue una de las pocas construcciones que quedaron en pie tras los bombardeos que sufrió la ciudad en la Segunda Guerra Mundial. La casa actual es una reforma del siglo XVIII sobre una construcción original de dos casas del siglo XVI, dquirida por la abuela de Goethe en 1733, y fue el 28 de agosto de 1749 cuando nació Johann Wolfgang Goethe, -”al mediodía, en el preciso momento en que el reloj cantaba las doce”, en sus propias palabras. Algunos de los libros de su biblioteca personal, mobiliario de la época y algún que otro juguete son sus mayores atractivos. En la tercera planta, una exposición nos muestra una breve historia de la casa y de sus residentes a lo largo de los años.

La segunda estación de Alemania

Y no se te olvide de que es posible bajarte del avión en el aeropuerto de Frankfurt y, allí mismo, subir a un tren ICE de Deutsche Bahn que, a alta velocidad, te llevará prácticamente donde quieras. Frankfurt es un importantísimo nudo ferroviario: más de ciento treinta millones de personas pasan al año por la Frankfurt am Main Hauptbahnhof, la estación de tren de Frankfurt, que es por ello la segunda más transitada de Alemania y tan inmensa como cabe esperar de la capital económica del continente. ¡Viajeros, al tren!

La estación de tren de Frankfurt es la segunda más importante de Alemania
La estación de tren de Frankfurt es la segunda más importante de Alemania
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Reserva tu billete de tren con Deutsche Bahn
Next #AlemaniaConDB: ¡Viaja por Alemania con Deutsche Bahn!

Suggested Posts

“Al sur de la alameda” se presenta en Madrid

Planet Ocean en Barcelona

Comienzan los vuelos de Norwegian a Estados Unidos

FITUR 2015: El Ibiza Gran Hotel, único 5* Lujo de la isla