Merodeando por el MMOMA


Museo MOMMA de Moscú Tu Gran Viaje
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook4Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Le buscamos las vueltas a uno de los museos más interesantes de la fascinante capital rusa y descubrimos uno de sus barrios más animados

Una de las joyas de la capital de todas las Rusias es el Museo Moscovita de Arte Moderno (MMOMA) en el que siempre se montan exposiciones de arte contemporáneo de calidad. Hace poco hubo allí una gran exposición sobre Joan Miró, pero sobre todo lo que interesa de este centro es ver en vivo y en directo la gran vitalidad del arte ruso. Vamos a ver, ahora, cómo son los alrededores de este gran museo que alberga unas mil quinientas obras de artistas rusos de los siglos XIX y XX.

Está en el número 25 de la calle Petrovka; o sea, muy céntrico. No lejos -en el número 11- se encuentra el Marriott Royal Aurora, uno de los mejores hoteles de Moscú. Entre ulitsa Petrovka y la Lubyanka se reparten una docena de restaurantes y cafés. Uno de los restaurantes caros de la calle Petrovka es el Barashka , donde ofrecen cocina creativa pero con productos del Caspio y del Cáucaso; otro igualmente de precios altos es el Taras Bulba, que lleva el nombre de un cosaco inmortalizado por Gógol, y en el que sirven platos ucranianos, más cerca del MMOMA está el elegante restaurante Boulevar, en un viejo edificio de comienzos del siglo XIX, donde tienen un poco de todo, platos italianos y hasta sushi.

A la hora de las copas en esta calle-paseo se encuentra el bar Marika, casi a la vera del museo, donde ponen desde jazz a hip-hop.
Ulitsa Petrovka desemboca en el famoso Bolshoi y en la plaza Teatral, Teatralnaia, y hasta casi en la estatua de Carlos Marx, que fue esculpida por Kerbel tras ir abrir bastantes brechas en un espectacular bloque de granito que pesaba la friolera de 220 toneladas. Cerca del mencionado careto de Marx está nada menos que lo que fuera el cuartel de la KGB, del que se decía que era el edificio más alto del mundo porque desde el mismo se veía Siberia. Y así era.

MOMMA. Datos prácticos

Abierto toda la semana de 12h a 20h; martes de 13h a 21h. Cerrado el tercer lunes de cada mes. Precios de las entradas: 250 rublos. Entrada gratuita el tercer sábado de cada mes.

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook4Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Mercadillos navideños de Viena
Next Halloween made in USA

Suggested Posts

#FlandesExquisita se presenta en Bilbao

Nuestros Xperts, en la “Guía de Guías”

Alemania, uno de los destinos turísticos preferidos por los españoles

¡Salvemos el puente del Rialto!