Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook16Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

La exposición de la BNE sobre los Premios Cervantes le sirven a nuestro Gran Viajero para repasar la relación entre los galardonados y el hotel literario por excelencia de España, el Barceló Formentor de Mallorca.

Desde el pasado 13 de noviembre y hasta el 25 de enero se pueden ver en la sala de exposiciones de la Biblioteca Nacional de Madrid la muestra “Retrato y Literatura. Los retratos de los Premios Cervantes de la BNE”, que compila los retratos de quienes recibieron el Premio Cervantes y algunos de sus libros, manuscritos y materiales literarios. En 1999 se decidió que los galardonados con tan prestigioso premio, el más importante de las letras hispánicas, fueran retratados (como los ministros) por un pintor de su elección. Estos retratos cuelgan permanentemente de las alargadas salas de la Biblioteca, pero ahora por primera vez se exponen en su parte baja para que todo el mundo los pueda ver, no sólo los investigadores acreditados y de acreditada trayectoria.

Varios de los escritores expuestos están relacionados con Baleares. Por ejemplo, el retrato rotundo que le hizo a Camilo José Cela el pintor ciudadelano, primero hiperrealista —luego surrealista y simbolista— Matías Quetglas. Otros escritores que tienen que ver con Mallorca aparecen en esta muestra, comisariada por el mediático Jesús Marchamalo, como  Ana María Matute, que estuvo viviendo varios meses en la casa mallorquina de Cela, o Borges que pasó una buena temporada en Valldemossa, o el mejicano Carlos Fuentes, recientemente nombrado (post mortem) doctor honoris causa por la UIB, gracias al trabajo de las profesora de la Universidad Balear, María Payeras, y de Basilio Baltasar, director de la Fundación Santillana, que organiza con éxito y con gran asistencia de público las Conversaciones Literarias de Formentor, que se celebran en el hotel del mismo nombre. Carlos Fuentes en sus últimos años se convirtió en otro habitual de Formentor.

Retrato y literatura. Los retratos de los Premios Cervantes de la BNE

Mario Vargas Llosa y Camilo José Cela, dos de los Premios Cervantes -y también Nóbel de Literatura- que hicieron suyo el hotel Formentor.

José Manuel Caballero Bonald, otro Premio Cervantes, fue secretario de Cela, y ejerciendo esta labor conoció a su mujer mallorquina, Pepa Ramis. Por su parte, Gonzalo Torrente Ballester fue nombrado en 1982 hijo adoptivo de Campos (una plaza del pueblo lleva su nombre), y dio clases en la década de los cincuenta en el Instituto Ramon Llull, donde fue catedrático de Lengua y Literatura. Nos comenta Miquel Alenyà que los que asistieron a sus clases lo recuerdan como un profesor sólido y muy simpático. Torrente Ballester escribió en Mallorca Donde da la vuelta el aire, segunda parte de su triología Los gozos y las sombras.

El Hotel Formentor y los Premios Cervantes

El Hotel Formentor es uno de los hoteles más espectaculares de todo el Mediterráneo.

Por último, el pasado lunes 24, se le otorgó el Premio Cervantes a Juan Goytisolo, que también elegirá pintor para su futuro retrato. Goytisolo ha estado varias veces a Mallorca, sobre todo a los eventos literarios de Formentor, desde los tiempos en que los organizaba Cela hasta los de ahora, organizados por el mencionado Basilio Baltasar. Precisamente, en la revista de Cela, Papeles de Son Armadans (1958), impresa en Palma, publicó este Goytisolo un artículo titulado Los murcianos en el que ya muestra su preocupación por el tema de la inmigración.

El otro protagonista de esta fusión literario-mallorquina es el hotel Barceló Formentor, uno de los hoteles históricos más importantes de nuestro país y, probablemente, el que mayor relación tiene -y más enriquecedora- con la literatura. Levantado en 1931 por el argentino Adán Diehl, gracias a él la península de Formentor, que era propiedad del gran poeta mallorquín Costa i Llobera, se dio a conocer en el mundo entero: todas las estaciones de tren francesas tenían un cartel publicitario de Formentor. Aun así, al bueno de Adán no le iba bien el negocio, y, presionado por los acreedores, abandonó la isla en 1934, pasando el hotel de mano en mano hasta 1954, año en que la familia Buades se hizo con el negocio, y así hasta ahora, que pertenece al Grupo Barceló. Charlot, John Wayne, Edward G. Robinson, Ava Gardner, Douglas Fairbanks, Anthoni Quinn, Charles Boyer, George Sanders, Churchill, Onassis… Todos ellos pasaron por aquí.

Solo me resta añadir que el bibliófilo y bibliógrafo, con infinidad de estudios históricos sobre Marruecos, Jaume Bover Pujol, fue muchos años director de la Biblioteca España de Tánger, luego Biblioteca del Instituto Cervantes, actualmente denominada Biblioteca Juan Goytisolo. Bover conoce al dedillo la obra de Juan Goytisolo: me cuenta que es el escritor vivo que más admira, y ha charlado innumerables veces con el nuevo Premio Cervantes porque ambos comparten muchos años de vida en Marruecos, en Tánger, en Marrakech.

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook16Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone