Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook286Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Electrizante. Así es el Taj Mahal, uno de los lugares más reconocibles del planeta y al que toda distinción -una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, Lugar Patrimonio de la Humanidad, etc- no le hará jamás justicia como lo que es: un monumento al amor eterno. Porque es el amor que el emperador mogol Shah Jahan profesaba a su esposa favorita, Mumtaz Mahal, lo que hizo que, a la muerte de esta tras el parto del último de sus catorce hijos, el desconsolado emperador levantara este conjunto de veinte edificios en la capital de su imperio, Agra. Mas de veinte mil obreros trabajaron entre 1631 y 1654 en la que es la obra maestra de la arquitectura mogola, que fusiona elementos de la arquitectura india, islámica, persa e incluso india. Citas caligráficas del Corán, formas geométricas abstractas y los materiales más nobles decoran el interior del mauseolo: la sala central está decorada con orfebrería y la joyería con gemas preciosas y semipreciosas. El conjunto arquitectónico del Taj Mahal tiene su eje principal perpendicular a la ribera del río Yamuna, que baña sus jardines, y en cuya superficie se reflejan los edificios, produciendo un efecto adicional de simetría, especialmente bello durante el amanecer y el atardecer. ¡Vive Tu Gran Viaje!

¡Suscríbete a Tu Gran Viaje!

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook286Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone