Rockefeller con hielo


Navidad en el Rockefeller Center. Foto Creative Commons de Petercruise
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook17Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

 

Cuando empiezas a ver en televisión imágenes de mercadillos navideños centroeuropeos, de alumbrados urbanos y, sobre todo, de gente patinando sobre hielo vigiladas por el dorado Prometeo del Rockefeller Center, sabes que, un año más, la Navidad ha llegado a la ciudad.

[space height=”20″]Tras el nacimiento de la pista de hielo del Rockefeller Center neoyorquino, uno de los escenarios navideños más icónicos a nivel mundial se agazapa, como tantas veces, la casualidad. La que hoy es sin duda la razón de ser del espectacular complejo de edificios (hagamos memoria: John D. Rockfeller Jr., el magnate que le da nombre quiso hacer “una ciudad dentro de la ciudad”, y para ello empleó, durante los años más duros que siguieron al Crack de 1929, a más de 40.000 obreros que erigieron en las nueve hectáreas del complejo diecinueve edificios que se convirtieron en leyendas del skyline de Nueva York, entre ellos el Radio City Music Hall, la sede de la NBC o el One Rockefeller Plaza), fue conocida durante muchos años como “la plaza hundida” (The Sunken Plaza). Desde la inauguración del Rockefeller Center en 1933 hubo muchos comercios de alto nivel, y excelentes restaurantes, pero los neoyorquinos, siempre apresurados, pasaban de largo y no bajaban las escaleras que descendían allí desde la Quinta Avenida; hasta que, en el invierno de 1936, los gestores del edificio decidieron instalar una pista de hielo provisional… Y el resto, es historia.

Deslizarse por su hielo es, de verdad, uno de esos momentos que se recuerdan por siempre. Una tradición neoyorquina a la que se suman muchos de quienes visitan la ciudad por estas fechas; tantos, que es casi una tarea titánica el disfrutar de la pista, que además es de dimensiones reducidas -apenas unos cuarenta metros de largo por veinte de ancho- y tiene una capacidad para unos ciento cincuenta patinadores.

No es de extrañar que, con todo esto, sea absurdo presentarse allí sin reserva previa para esperar, en el mejor de los casos, dos horas de cola; mejor adquirir el pase previamente. El rango de precios y características para patinar es tan amplio que es mejor que lo consultes aquí, en la web oficial del spot. A modo de ejemplo, el pase VIP cuesta 95$, e incluye acceso a la pista a través de un iglú especial, el alquiler de los patines y un vaso de chocolate caliente; el abono para toda la temporada -apenas diez semanas-, que permite patinar lo que se quiera, cuesta 425$ y es imposible de conseguir; existe la posibilidad de pedir en matrimonio mientras se patina (225$, que incluyen el patinar tras recibir el “sí” escuchando la canción que elijas, y dos copas de champán en el bar)… ¡Ah! Los más madrugadores siempre podrán realizar la primera sesión de cada día, una actividad especial que tiene lugar a las siete de la mañana.

[message_box title=”Datos prácticos” color=”blue”]El Rockefeller Center está en la Quinta Avenida (entre las calles 49 y 50t). Horarios del Ice Skating Rink: de lunes a jueves, de 9:00 a 22:30; viernes y sábados, de 8:30 a 0:00; y domingos, de 8:30 a 22:00). La pista está abierta hasta el próximo 7 de enero. Más información en therinkatrockcenter.com.[/message_box]

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook17Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Orinar, tres pesetas
Next Cinco mil cruceristas a bordo del Costa Diadema

Suggested Posts

¿Y si lo de los pubs irlandeses fuera cierto?

Ofertas de viajes a Londres para el puente de diciembre

Rimowa abre su primera tienda en España

El Salvador presenta su oferta turística en Madrid

1 Comment

  1. […] infantil viene en su barquito Jenny. ¡Ideal! Lo siguiente fue caminar un poco hasta llegar al Rockefeller Center, está la tienda Lego (620 Fifth Avenue @ 50th Street. Abierta de lunes s sábados de 10h a 20h, y […]

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *