Bienvenidos al Capitolio de Washington, DC


Cúpula del Capitolio de Estados Unidos en Washington DC
Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook65Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

A la capital de los Estados Unidos le sobran lugares monumentales imprescidibles en Tu Gran Viaje. Y, de todos ellos, uno de los más icónicos es el centro del poder de la primera potencia mundial: El Capitolio.

Sede del Congreso desde 1800, el Capitolio original fue diseñado por William Thornton, y fue el mismísimo George Washington quien puso la primera piedra un 18 de septiembre de 1793. Benjamin Henry Latrobe y Charles Bulfinch, junto con otros arquitectos, dirigieron la construcción. El centro político de la entonces recién creada república tuvo unos comienzos azarosos: cuando, en 1800, el gobierno se instaló en la ciudad, el Congreso se radicó en la pequeña ala norte del edificio. Al principio, la cámara de representantes se reunía en una sala de la segunda planta destinada como bibilioteca; el Senado se reunía en una cámara de la planta principal. Entre 1810 y 1859, el Senado usó una cámara en la segunda planta, conocida hoy como la Old Senate Chamber, y no fue hasta 1807 cuando la Cámara de Representantes se reunió en el ala sur del Capitolio.

Panorámica del Mall de Washington DC desde el Capitolio.
Panorámica del Mall de Washington DC desde el Capitolio.

En agosto de 1814, las tropas británicas comandadas por Sir George Cockburn incendiaron el Capitolio; los muros exteriores sobrevivieron al incendio, pero el interior fue destruído. En 1819, las alas reconstruídas del Capitolio fueron abiertas. El edificio central, terminado en 1826, se unió a las dos alas. Una cúpula de madera y cobre, que se extiende y se contrae cuatro pulgadas cada día, dependiendo de la temperatura del exterior, cubrió la rotonda. En 1850, muchos estados fueron admitidos en la Unión, por lo que hubo que ampliar el edificio: se añadieron nuevas alas al final del edificio primitivo.

Panorámica del Capitolio de Washington DC desde la calle Uno

El Congreso se instaló en su actual sala en 1857, y el Senado en 1859. En 1860, las gigantescas puertas de bronce -con representaciones de personajes y escenas claves en la historia del país como los Reyes Católicos, Colón, Cortés…- fueron mandadas hacer en Munich. Se inauguró la Sala Nacional de Estatutas, y cada estado contribuyó con dos estatuas de sus más grandes prohombres (aquí encontraremos a Fray Junípero Serra, por su labor en la evangelización de la California). Durante la Guerra Civil, el trabajo en la nueva cúpula de hierro continuó bajo la supervisión de Thomas U. Walter. El 2 de diciembre de 1863 la Estatua de la Libertad, obra de Thomas Crawford, fue emplazada en lo alto de la cúpula. En la década de los 70, Frederick Law Olmsted diseñó las terrazas de las caras oeste, sur y norte del edificio. En el siglo pasado, fue necesario acometer grandes reformas en el exterior del Capitolio: entre 1958 y 1962, el Frente Este se extendió veinte metros, y la fachada se copió en mármol. En 1980, el Frente Oeste fue cuidadosamente restaurado. En la Rotonda se celebran los funerales de los presidentes -desde Lincoln hasta Johnson-, de miembros eminentes del Congreso, héroes militares y ciudadanos ilustres. También se recibe aquí a jefes de estado.

Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC

En la Rotonda hay cuatros grandes frescos de John Trumbull, y otros cuatro artistas pintaron escenas relacionadas con el descubrimiento y el asentamiento de los Estados Unidos. En el techo de la bóveda encontramos un fresco del artista Constantino Brumidi llamado La apoteosis de Washington, al que representa rodeado de símbolos de la democracia y el progreso tecnológico; Brumidi decoró con sus pinturas muchos de los pasillos y estancias del Capitolio. Aquí no resulta difícil compartir un café con los más destacados políticos estadounidenses, esas escenas de política de pasillo tan comunes a nuestro imaginario colectivo gracias a películas y, más recientemente, a series de televisión como El ala oeste de la Casa Blanca o, sobre todo, House of Cards.

DATOS PRÁCTICOS

Dónde: La entrada se realiza a través del Capitol Visitor Center, en la East Front plaza del Capitolio, en la esquina de First Street y East Capitol Street.

Horarios: Abierto de lunes a sábado de 8h30 a 16h30, excepto en los días de Acción de Gracias, Navidad, Año Nuevo e Inauguration Day. Entrada libre.

Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook65Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
Previous Lo más de la esencia british en la colección Hackett Globe-Trotter
Next Guía secreta de Ibiza en invierno

Suggested Posts

Gastrofestival Madrid 2015

La Plâce Lipault, la primera pop up boutique de la firma

Tentempié Market

Mario Sandoval, Premio Nacional de Gastronomía

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *