Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook12Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Share on Google+2Email this to someone

Una exposición de la Neue Pinakothek de Munich recupera para el público la obra de Johann Christian Reinhart, uno de los mayores paisajistas del siglo XIX.

En los albores del siglo XIX, Johann Christian Reinhart (1761-1847) fue venerado como uno de los paisajistas más importantes de la Alemania de su época, y tras décadas de relativa oscuridad, la Neue Pinakothek de Munich le redescubre con la primera exposición monográfica que se dedica a este artista. En los anales de la historia del arte, Reinhart ocupa un lugar destacado junto a Joseph Anton Koch como el principal defensor del paisaje heroico. Esta forma de la pintura de paisaje clásico se inspiró en los precursores históricos del género en el siglo XVII, como Nicolas Poussin y Dughet Gaspard.

Desde hace años, la Neue Pinakothek expone dentro de su colección permanente cuatro de las panorámicas de Roma que Reinhart pintó por encargo del rey Luis I, las cuales en conjunto forman un magnífico panorama de la Ciudad Eterna, en los años alrededor de 1830. Reinhart supo documentar espléndidamente un momento decisivo en la conformación del carácter de la ciudad y de la historia del arte, un periodo convulso, por lo que también constituyen un documento extraordinario e histórico de la ciudad en ese momento. Hoy en día, Reinhart es principalmente recordado por sus grabados de paisajes italianos, y en particular por sus perspectivas, que le valieron la fama internacional.

La exposición, organizada en colaboración con la Hamburger Kunsthalle, presenta una visión de conjunto de la obra de este artista excepcional y, como tal, la primera de su tipo. Entre los cerca de treinta y cinco pinturas, cuarenta grabados y noventa dibujos cedidos por las las colecciones más prestigiosas del mundo de habla alemana se encuentran también varias obras recientemente redescubiertas, que ahora se van a mostrar por primera vez en el contexto más amplio de la obra total del artista.

Johann Christian Reinhart nació en 1761 hijo de un vicario protestante y su esposa, en la pequeña ciudad de Hof an der Saale (Baviera). Empezó a estudiar teología en Leipzig, pero pronto abandonó sus estudios para dedicarse a la creación artística. Aprendió los fundamentos de las técnicas paisajistas bajo la tutela de Adam Friedrich Oeser en Leipzig y Johann Christian Klengel en Dresde, y fue durante este tiempo cuando creó estudios de la naturaleza y sus primeros aguafuertes.

En 1789 Reinhart decidió trasladarse a Italia, tras haber recibido una beca de un mecenas. Llegó a Roma en diciembre de ese mismo año y ese nuevo entorno le inspiró un frenesí de actividad, que le hizo dibujar y pintar numerosos estudios de la naturaleza en las ruinas de Roma y sus alrededores, los que exploró durante varias giras prolongadas. Para Reinhart, la campiña italiana era el ideal del paisaje – una opinión compartida por Goethe, quien había visitado Italia tan sólo unos años antes que él. Se convirtió en un tema recurrente sobre el que produjo numerosas variaciones, inicialmente en forma de grabados, pero pronto también como pinturas de gran formato.

Mientras que las obras de su estancia en Roma, y en particular sus pinturas, se pueden encontrar en muchas galerías importantes, aún queda mucho por descubrir en la obra desde sus años de formación en Alemania. Por ejemplo, Reinhart pintó una impresionante serie de paisajes del Rin que salieron a la luz hace muy poco tiempo: un conjunto de obras que, instantáneamente, han sido calificadas como unos de los incunables de la pintura de paisaje realista en Alemania.

A lo largo de su larga carrera, Reinhart pintó decenas de dibujos, pinturas y grabados que le dio fama en todo el continente. Durante décadas, Reinhart fue la figura clave en la comunidad de artistas alemanes que vivían en Roma. Conocido por su alegría de vivir, su carácter extrovertido y jovial y una inclinación hacia el ingenio y la sátira, que también se manifestó en sus irónicas caricaturas, murió en 1847 en Roma. Fue distinguido como miembro de las academias de Berlín, Roma y Munich y fue enterrado en el cementerio protestante cerca de la Pirámide de Cestio.

Datos prácticos

La exposición podrá visitarse en la Neue Pinakotheke de Munich (Basser Strasse, 29) del 21 de febrero al 26 de mayo.

Horarios: Abierta toda la semana -excepto martes- de 10:00 a 18:00, miércoles hasta las 20:00.

Entradas: 7€.

Cómo llegar: en Tram, en la parada 27 (Pinakotheken); en el metroUnderground (U-Bahn)-, tomando las líneas U2 -hasta Königsplatz o Theresienstrasse-, las U3 y U6 -hasta las estaciones de Odeonsplatz o Universität- y las U4 y U5 -hasta la estación de Odeonsplatz. En bus, las líneas 100 (Museumslinie/ línea del museo) hasta la parada de Pinakotheken, o la línea 154, hasta la Schellingstraße.


En Tu Gran Viaje, te damos #MilRazonesParaViajar

Mil Razones Para Viajar, el podcast de Tu Gran Viaje




Comparte Tu Gran ViajeShare on Facebook12Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Share on Google+2Email this to someone